Capítulo I

 

En un pueblo alejado, quizás olvidado entre montañas y desfiladeros, el viento llega apresurado para comenzar el regreso.

Una mujer obesa, que tiene mucho para recordar, abre la puerta grande de su casa, una inmensa mansión codiciada por sus vecinos. Allí nació, al igual que su madre y su abuela, tal vez la cuenta regresiva continúa en el tiempo pasado.  Se siente dueña y responsable del secreto de una historia que todos conocen, pero no muchos atinan a comentar.

Todo tiene una razón y un comienzo, nada es porque sí, siempre hay un motivo, aunque se ignore o no se revele.

 

Viajemos hacia atrás...

 

Era una tarde como tantas otras; la primavera ya anunciaba su pronta llegada, pequeños brotes parecieran vislumbrarse en plantas y arbustos, también en algunos árboles; el sol estaba en su apogeo, sus cálidos rayos llegaban a todos los rincones.

Con su nuevo vestido, que estrenaba el día de su cumpleaños, correteaba ufana y contenta... todos necesitaban verla, esperaba ser acreedora de cumplidos y zalamerías, algunos falsos… pero con seguridad los habría sinceros. 

 

Sintió la cercanía de una pandilla de jovenzuelos que se acercaban, quienes llegaron hasta ella; escuchó risas y exclamaciones que lograron ruborizarla... sintió molestia y optó por no responder, e ignorando toda serie de sugerencias y propuestas prefirió volver y emprender el camino de regreso a su casa, situada a unos escasos pasos de allí. 

 

Temió que la historia se repitiera en ella. Su abuela le había comentado que, en tiempos en que era joven y agraciada, unos muchachos solían aparecerse en los alrededores de la casa con intenciones dudosas; eran chicos de malos hábitos que disfrutaban incomodando a las mujeres de la zona.

Su madre era pequeña cuando esto sucedía.

Su abuelo se pasaba trabajando en el campo de sol a sol y regresaba al hogar ya entrada la noche. El amanecer lo encontraba ya listo para emprender una nueva jornada, sin que importara el cansancio acumulado.

Y fueron muchos los días en los cuales don Aurelio no compartió momentos en familia… y fueron incontables las lágrimas derramadas por su sufrida esposa, quien se iba a dormir dejando una nota dándole las buenas noches y avisándole que le había guardado la cena en la heladera.

Años más tarde don Aurelio vería recompensado tanto esfuerzo y, merced al buen manejo del dinero obtenido por su trabajo, progresó hasta convertirse en el dueño de una estancia.

No obstante haberse sacrificado para dejar una buena herencia, que permitiría a sus descendientes vivir sin sobresaltos, su abuelo no moriría en paz. Un doloroso secreto había trazado profundos surcos, tanto en su piel como en su alma.

Samara recordaba a su abuela Antonia con lágrimas en los ojos. Ella nunca había podido contarle el final de la historia, se quebraba cada vez que lo intentaba. Y finalmente partió llevándose a la tumba el motivo de su congoja.

Mucho tiempo después, Samara se enteraría del oscuro secreto que pesaba sobre la familia, pero no fue de labios de su madre que lo supo.

Una ajada fotografía en tonos sepia sobresalía por fuera del libro que su progenitora guardaba en un cajón de la cómoda. Y fue así como la chica comenzó a desatar el ovillo.

Había un parecido asombroso entre su difunta abuela y el pequeño de la foto. ¿Quién era ese niño? se preguntó Samara en aquel momento.

La respuesta llegaría años más tarde.

No dijo nada a su madre sobre la foto, intuyó que era algo que quizás ella no debería saber, razón más que suficiente para evitar las preguntas que con seguridad traerían respuestas que distarían de ser verdaderas; optó por volverla a poner en su lugar y tratar de averiguar por su cuenta la incógnita sobre el origen de aquel niño.

Entretanto, dos coches que circulaban por una carretera cercana protagonizaron un lamentable accidente al embestirse entre sí, con resultados trágicos… los padres de Samara perdieron la vida en tal colisión.

A sus escasos quince años ella supo afrontar con admirable entereza el haberse convertido en huérfana de la noche a la mañana, ese infausto incidente cambió su vida en forma drástica.

Las decenas de personas que concurrieron al entierro: familiares, amigos, vecinos y colegas de su padre, no permitieron que se sintiera sola y la acompañaron durante el transcurso de la ceremonia. Comprendían, o por lo menos trataban de amenguar el dolor y la angustia por tan irreparable pérdida.

En aquellos tristes momentos Samara  permaneció aturdida, no entendía a ciencia cierta qué había ocurrido y por qué estaba allí rodeada de tanta gente, la mayoría desconocidos. ¿Qué pretendían de ella?...  en especial un hombre que se acercó balbuceando un ‘nos veremos más tarde’, quien desapareció mezclándose entre el tumulto.

Los padres de la chica fueron inhumados en el panteón familiar, junto a sus abuelos.

Culminadas las exequias, Samara tomó consciencia de la nueva situación que la dejaba como única heredera de una inmensa fortuna. Siendo menor de edad no podía firmar papeles, era imperioso nombrar un tutor… ¡¿Pero quién?!... No confiaba en ninguna de sus tías.

Las hermanas solteronas de su padre eran verdaderas arpías que marchaban detrás de todo aquello que oliera a dinero; pero los millones provenían del lado materno, y sus abuelos Aurelio y Antonia sólo habían tenido una hija: su madre.

No faltaron vecinos interesados en el porvenir de la chica, ofreciéndole sus servicios como administradores de sus bienes. Pero ella no se dejó embaucar por esos oportunistas, eran por demás evidentes sus intenciones.

Samara meditó durante un tiempo sobre la importante decisión a tomar, necesitaba contratar a alguien para manejar los fondos de la cuenta bancaria. Pronto se acabaría el dinero guardado en la caja fuerte de su casa.

Una tarde en que la joven intentaba distenderse mirando una película por un canal de cable, recibió una inesperada visita.

Al observar por la mirilla reconoció el rostro, se trataba del sujeto que le había susurrado algo al oído durante el sepelio de sus padres. De inmediato colocó la traba y entreabrió la puerta para ver qué se le ofrecía.

Entonces él se presentó como Augusto Farfán y le entregó una carpeta conteniendo información sobre su impecable trayectoria como abogado, además de excelentes referencias comerciales, todos datos de veracidad comprobable.

Con la intención de ganarse la confianza de Samara, le pidió que se tomara su tiempo para verificar el contenido de esos papeles y le dejó una tarjeta con su número telefónico, sin compromiso alguno. Fue un inteligente ardid el utilizado por el Dr. Farfán, que luego le traería jugosos resultados como tutor de la menor.

Pese a haberle confiado a ese hombre el manejo de sus bienes, había algo en él que inquietaba a Samara.  Sus ojos le recordaban otros; estaba segura de haberlos visto en otra parte, mucho antes del sepelio de sus padres.

Sus sospechas no tardaron en dilucidarse; una tarde de lluvia decidió volver a revisar el cajón de la cómoda de su difunta madre, allí buscó la foto de aquel niño.

La tomó entre sus manos y la comparó con una serie de fotos de su querida abuelita… ¡ahora estaba segura!, el parecido entre ambos era notable, imposible decir que no eran madre e hijo.

Ya segura de tal determinación, se ocupó de fijar una entrevista con su flamante abogado, con intención de aclarar ciertos términos del contrato de Tutoría; esa fue la excusa, aunque el verdadero motivo era poner en evidencia la existencia de aquella foto tan reveladora.

La reunión se efectuó en las oficinas del letrado, a escasos días de haber sido solicitada. Después de los obligados saludos protocolares, Samara, sin titubeos, depositó la foto sobre la mesa…

    -¿Conoce a este niño?

    -¿Dónde encontró esta foto?... exclamó el abogado - Y sin esperar respuesta, miró con ojos fríos y acusadores a su cliente, a quien dirigió una nueva pregunta…

   -¿Por qué cree que debo conocerlo?

   - Por la sencilla razón de que no es otro sino usted, y me extraña que no se reconozca, y además no entiendo su ofuscación, sólo se trata de una indefensa fotografía de tiempos pasados, o quizás no sea tan indefensa y guarde algún secreto… ¿Qué opina, Augusto?

 

    -De acuerdo, usted gana… pondré las cartas sobre la mesa. Lo que le voy a contar sucedió hace muchos años. Mi padre y unos amigos habían bebido más de la cuenta; de pronto se toparon con una mujer atractiva y comenzaron a acosarla. Ella intentó escapar, pero la acorralaron y mientras dos la sostenían, el otro la abusó sexualmente. – comenzó a relatar el abogado.

CONTINUARÁ

||||||||||||||||||||||||

Autores

Laura Camus (Argentina)

Beto Brom (Israel)

 

Vistas: 17

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL

Comentario de liliana gonzalez el octubre 28, 2019 a las 11:22pm

Ay beto y cuando sigue esto

Lo espero con ansias

Gracias 

mary


ESCRITOR DISTINGUIDO
Comentario de Beto Brom el octubre 26, 2019 a las 1:47am

MIRIAM y ELÍAS, queridos amigazos

Contentos con vuestra llegada, los esperamos en la continuación ya publicada...

Comentario de Miriam Inés Bocchio el octubre 25, 2019 a las 7:46pm

Me encantó tu relato.

Un gusto pasar por tus letras.

Abrazos de Inesita


ADMINISTRADOR
Comentario de Elias Antonio Almada el octubre 25, 2019 a las 2:16pm

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji