A propósito de Angie de Krassnoff y la familia militar

Angie de Krassnoff  no se hace la víctima, sino que sí es una víctima, aunque por supuesto que no es una víctima de jueces prevaricadores, ni de alguna imaginaria conspiración marxista internacional, ni de violaciones a los Derechos Humanos cometidas en dictadura o democracia: Angie de Krassnoff es otra cara de las víctimas de su marido y de la dictadura.

No recuerdo a Angie de Krasnoff, aunque es más que seguro que me la han de haber presentado más de una vez. En aquel tiempo, cuando Krassnoff vivía el más dorado período de su vida en Valdivia, mi adolescente atención estaba dirigida a mujeres mucho más jóvenes y en lo posible no relacionadas con el complicado mundo de la familia militar del que yo formaba un poco parte. Un poco porque mi padre era en realidad un abogado con grado –no recuerdo específicamente qué grado en ese momento– que lucía su uniforme militar no más de dos o tres veces al año: un milico de mentira, por suerte.

No recuerdo a Angie de Krassnoff, pero sí leí su carta y debo admitir que, contrario a lo que leí en muchos comentarios de lectores y columnistas, Angie de Krassnoff  no se hace la víctima, sino que sí es una víctima, aunque por supuesto que no es una víctima de jueces prevaricadores, ni de alguna imaginaria conspiración marxista internacional, ni de violaciones a los Derechos Humanos cometidas en dictadura o democracia: Angie de Krassnoff es otra cara de las víctimas de su marido y de la dictadura.

La vida en la así llamada familia militar de los ochenta era simple: todos éramos gente de bien y ellos –los otros, los comunistas– eran los malvados, mientras que nosotros, nuestros padres más bien, eran los héroes victoriosos que combatían el marxismo internacional que tenía por objeto “convertir a Chile en otra Cuba”. Los miembros de la familia militar gozábamos de cierta comodidad y vivíamos en un mundo bonito, aislado y compuesto exclusivamente por más miembros del mundo militar y simpatizantes oportunistas de la clase alta que nos hacían sentir que nosotros también pertenecíamos a la oligarquía y que juntos éramos “lo mejor de la patria”. En los eventos de este mundo no recuerdo que sonaran los valses de Strauss, pero sí a los Quincheros sonando en la ramada aislada que se hacía en el casino de oficiales del Regimiento Cazadores. Estéticamente era todo muy parecido al mundo que se ve en algunas películas y series de la Alemania Nazi. No es de extrañar que hubieran censurado la serie Holocausto, porque la comparación era demasiado evidente.

Este mundo falso era, sin embargo, claro, pletórico de jerarquías sagradas, botones dorados, rituales llenos de sentido, espadas y sables, saludos protocolares y no tenía ningún misterio: lo blanco y lo negro se distinguían claramente y no había espacio para otros colores o matices. Los mismos esbirros que servían a la dictadura de Pinochet sí eran padres amorosos que cuidaban de sus familias porque, además, “la familia era el núcleo fundamental de la sociedad”.

La familia militar nunca supo de violaciones a los Derechos Humanos porque para ellos –y en ese entonces yo era más o menos uno de ellos– nunca existieron esas violaciones. Lo que sí sabían era que, en una “guerra”, habían matado comunistas que eran personas “intrínsecamente perversas” que querían “venderle la patria” al “yugo soviético”. Para ellos “comunista” era sinónimo de mal y los comunistas eran simplemente personas que no creían ni en su dios, ni en la familia, ni en la propiedad y estas eran razones suficientes para detenerlos a cualquier costo.  Matices tales como socialdemocracia, democracia cristiana, izquierda cristiana y radicalismo entraban en el mismo saco que los comunistas, porque los oficiales que yo conocí nunca fueron gente especialmente ilustrada.

En este contexto, lo que para el resto del mundo fueron siempre violaciones a los Derechos Humanos, primero nunca ocurrieron para la familia militar, luego fueron un mal necesario para la salvación de la patria y, finalmente, como gran concesión, fueron excesos cometidos en el celo del cumplimiento del deber, la obediencia debida y otras excusas. Era más grave que no saber lo que ocurría: era la imposibilidad de poder entenderlo, evaluarlo y sopesarlo.

Desde 1990, mientras el resto de Chile y el mundo se enteraban poco a poco de lo sucedido en la dictadura de Pinochet, la familia militar se cerraba en sus mal entendidos valores tradicionales y en las misas celebradas por capellanes bien distintos a los curas de la Vicaría de la Solidaridad. Así, el mundo militar no cambió en la misma medida que lo hizo el resto del país –todavía hay una Biblioteca Presidente Augusto Pinochet Ugarte en la Academia de Guerra.

Por ello para mujeres como Angie de Krassnoff no ha habido crímenes, sino heroicas gestas en las que su apuesto marido combatió con el valor de los cosacos. Para Angie él no cometió ni violaciones a los Derechos Humanos ni violaciones puras y simples, sino que es un héroe traicionado por Chile, porque cuando la dolorosa verdad comenzó a saberse en los noventa, la familia militar creyó que todo no era más que un montón de mentiras de “comunistas resentidos”.

Aquella cerradura mental, con la que a estas alturas identificamos la familia militar, se apreció entonces como un valor intrínseco en su universo cerrado, como una forma enferma de ser “consecuentes” y “leales” porque no importaba todo el peso de la evidencia, porque la palabra de un “soldado de la patria” valía más que toda la evidencia del mundo: había nacido una nueva fe.

Es en este contexto que el cierre del penal Cordillera es para ellos una vejación sin sentido. Ya era suficiente con que sus héroes estuvieran presos sin motivos, porque para ellos y sobre todo para muchas de ellas, sus maridos están presos por las meras artimañas de los “jueces comunistas” y no porque de verdad hayan cometido algún crimen.

El salto para ver de verdad el mundo y salir de la visión de la familia militar es difícil, en mi caso, necesité de educación universitaria, apertura mental y el terrible ejercicio de humildad que significa cambiar de opinión. Esto, sin embargo, es aún más difícil para mujeres que fueron siempre en su mayoría dueñas de casa y cuyas principales obligaciones eran atender a una serie de eventos de señoras de oficiales en las que corría una jerarquía paralela a los grados de sus maridos. Mi madre, abogado y secretaria primero de un tribunal de menores y luego de uno del crimen, evitaba lo más que podía esas reuniones por considerarlas aburridas, huecas y carentes de cualquier utilidad teórica o práctica –“esas mujeres no hablan más que leseras”, solía decir.

Sí, la señora Krassnoff es también una víctima más del sistema de adiestramiento mental de la dictadura. Incapaz de aceptar la verdad, ahora vive en un eterno sinsentido y se cierne sobre su cabeza una nube de lo que para ella son injusticias que no tendrán jamás explicación alguna. Tal vez el único que pueda salvarla sea el mismo Miguel Krassnoff, si es que todavía es capaz de distinguir entre la verdad y la mentira, el bien y el mal y poner fin al absurdo al que ha condenado a su familia. Puede salvarla confesando por su boca las verdades que hace tiempo están disponibles para el resto de lo chilenos y así, de paso, revelarle a muchas familias dónde están los restos de sus seres queridos. De esa forma Angie de Krassnoff no podrá recuperar a su marido, pero podría por fin darle algún sentido a los acontecimientos.

Comenta en el Quinto Poder

Vistas: 123

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji