Ese paisano que, años atrás, leía mis notas y fumaba mis cigarrillos en el cruce a las minas, sabía, mejor que yo, que algún día escribiría cuarenta cuentos.
No había nada en aquel cruce; ninguna construcción, ni siquiera un matorral en ese desértico lugar. Ahí me había dejado el camión al que le había hecho dedo, ya que seguía hacia arriba, a las minas, y yo iba por el otro camino, a Santiago.
Después de un rato llegó una camioneta, que también iba a las minas, se detuvo y bajó él; un hombrecillo delgado, de caminar firme y sonrisa amplia. Dejó en el suelo su bolso de lona con una desgastada frazada enrollada y fue a mear al costado de una roca. En seguida se adelantó a estrecharme su callosa mano salpicada de rocío. Me miró con calma, luego extendió los brazos como intentando abarcar todo el cielo y el horizonte y preguntó:
—¿Cuánto tiempo lleva aquí?
—Unos veinte minutos. —le dije.
—¿Nació hace veinte minutos? —dijo sorprendido.
—Usted me preguntó cuánto….—le respondí.
—Mire, paisano —me dijo, moviendo su dedo índice— las respuestas cuerdas solo sirven para tener un trabajo asalariado y un matrimonio aburrido y yo —recalcó apuntándose al pecho— no puedo ofrecerle trabajo ni matrimonio.
— ¡Jajaja! Llevo aquí veinte años —le dije riendo.
—¿Y qué le parece el lugar?
—Grandioso —respondí—, a veces complicado, medio loco, pero siempre hermoso.
—Sí, —razonó él— aunque a alguna gente no le gusta por las piedras y se pone a pavimentar todo para que se vea parejo.
Tomó unos pedruscos y los ordenó en un pequeño montículo. Abrió su bolso y sacó una gastada fotografía de una mujer, la puso encima de las piedras y se arrodilló. Hizo un gesto con la cabeza para que lo acompañara. Me instalé a su lado tratando de recordar alguna oración.
—¿Anda con ofrendas? —preguntó.
—¿Ofrendas?
—Sí, ofrendas de comida. Páseme su mochila.
Le alcancé mi mochila, rebuscó por ahí y encontró el resto de un pan con queso, una naranja y una cajetilla con algunos cigarrillos. Miró mi cuaderno de apuntes y preguntó:
—¿Qué es?
—Mi libreta de notas —respondí— . Ahí escribo mis sueños y pensamientos.
Dejó la libreta un lado, tomó el pan, la naranja y los cigarros y los colocó al pie del rústico altar. Después de decir unas palabras de agradecimiento, tomó el sandwich y me pasó la mitad.
—¿Nos vamos a comer las ofrendas? —le pregunté.
—Ya están bendecidas; soy su hijo. —respondió.
—¿Falleció? —le consulté.
—Mi papá la envió al cielo.
Enmudecí y agaché la cabeza.
—No es para estar triste; ella está muy bien, me cuida y de noche me viene a ver.
—¿Y… su papá?
—Lo dejé en el infierno. —dijo.
De impresión me atoré con el pan y me dio unos fuertes palmazos en la espalda que casi me botan al suelo mientras decía.
—No, paisano. No lo maté; ya tenía su propio infierno.
Terminó la mitad de su naranja, se limpió las manos en los pantalones y se puso a hojear mi libreta.
—¿Qué es esto? —dijo, mostrándome una página escrita.
—Son pensamientos.
—”Estás deteniendo el tiempo con risas de olas y mar”… Está bonito. ¿Y quién tiene ese pensamiento?
—Nadie, o sea yo, pero nadie en particular. —respondí.
—¿Es el pensamiento de un enamorado? —preguntó de nuevo.
—Podría ser.
—¿Y qué más hace ese enamorado? —me dijo gesticulando las manos.
—No sé, no existe, así que no sé que más hace.
—Paisano; un pensamiento bonito es un milagro. Si hay un milagro tiene que haber un santo; si hay un santo tiene que haber diabluras y a mí me gustan los cuentos de diabluras de los santos.
—¿Le gustan los cuentos? —pregunté.
—Sí.
—Trataré de escribir un cuento con eso.
—¿Solo un cuento? —replicó con una sonrisa.
—Bueno, diez cuentos.
—Es poco. —respondió.
—¿Veinte cuentos?
—Todavía es poco. —me dijo.
—¿Le parece entonces que escriba cuarenta cuentos? —respondí exasperado.
—Sí, para empezar podrían ser cuarenta cuentos.
—¿Está loco? No puedo escribir cuarenta cuentos.
—¿Por qué no? —replicó.
—Porque no sé escribir cuentos.
—A ver —dijo él— , primero dijo que trataría, después dice que no sabe y ahora me va a salir con que es imposible. ¿No debería ser al revés?
—Está bien, lo haré. —respondí.
—Los estaré esperando.
—¿Dónde? —pregunté.
—¿Ve esa roca grande en la curva del camino? Déjelos ahí debajo, y cuando pase por acá miraré si están ahí mis cuentos.
Esa tarde pasó un camión que iba a la frontera y mi amigo el paisano se encaramó en él.
No lo he vuelto a ver, y este invierno, después de varios años, he regresado al mismo lugar. Bajo la roca puse una cajetilla de cigarrillos, una naranja, un sandwich de queso, y bien protegidos, le he dejado sus cuarenta cuentos.

Vistas: 23

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL

Comentario de Luisa Yanira Vides Arroyave el octubre 24, 2021 a las 1:30am
Genial y entretenida lectura. Muy descriptivo. Me encantó estimado escritor Armando Acuña.

ESCRITOR DISTINGUIDO
Comentario de Críspulo Rufino Cortés Cortés el octubre 23, 2021 a las 2:20am


ESCRITOR DISTINGUIDO
Comentario de Beto Brom el octubre 23, 2021 a las 2:09am

Quedé atrapado allí en el cruce.

Me dejo impresionado el paisano, tan simple, de idioma directo sin preámbulos, interesante personaje.

En cuanto a tus cuarenta cuentos, ya leí uno, aguardo los otros treinta y nueve, ¿será posible?

Un abrazón amigazo


ADMINISTRADOR
Comentario de Elias Antonio Almada el octubre 23, 2021 a las 1:23am

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

PÁGINA HERMANA OME

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

http://organizacionmundialdeescritores.ning.com/

 

CUADRO DE HONOR
########

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji