Título: ÁNGEL VIRIL EN SU SEXA EDAD...

CAPÍTULO I.-

Su mente se trasladaba y se consumía entre las ramas leñosas de su larga vida; pero no pretendía ocultar sus verdades internas a los demás: tan solo quería seguir fielmente los dictados de su conciencia, sin hacer daño a nadie; aunque andaba un tanto ermitaño en la sociedad actual, por puro convencimiento personal.

Cuando cumplió los sesenta: quiso darle un buen cambio a su vida; porque era consciente de la trayectoria de ésta y sabía, que se le podía acabar mucho más rápidamente de lo que pensaba o pretendía.

Añoraba los días de su pubertad, cuando pensaba y vivía mucho más en libertad de lo que estaba haciéndolo ahora al sentirse miembro o partícipe de muchas liviandades sociales, abusos de poder y estados de libertinaje -nunca vistos en su niñez-.

Pensó: no haber vivido lo suficiente para apreciar, que también se le habían esfumado muchos de los prejuicios sociales de aquellos tiempos y ahora estaba en los mejores momentos para recuperar el tiempo perdido.

Se asomaban a su mente esas condiciones especiales -que posiblemente sólo se dan en la senectud- pues empezó a apreciar en un afán de grandes posibilidades de conquistas amorosas a través de los medios, sin tener en cuenta las edades de los individuos y donde casi todo el mundo buscaba la sinceridad, la fidelidad y solapadamente la estabilidad económica, sin muchos perjuicios.

La sociedad había cambiado mucho en algunos aspectos esenciales, no como: cuando las relaciones entre las parejas tenían que ser muy analizadas y consentidas por la familia; con los graves inconvenientes, que ello reportaba para las parejas, sin poder crecer en un amplio aspecto de libertades: anhelo de la mayoría de la juventud de todos los tiempos.

Nunca vivió en su juventud la libertad de expresión tan clara y directa, como las que adornaban ahora a las mujeres y, quizás tiempos atrás eran más dolorosas -comparadas con las actuales-, porque los inconvenientes familiares ponían muchas trabas entre los enamorados y se manifestaban mucho más abiertamente los perjuicios, al estar las chicas muy sometidas a las apreciaciones de la familia, por el recogimiento y el qué dirán los demás; muy a tener en cuenta en aquellos tiempos de la post guerra civil, que le tocó vivir.

Los proyectos futuros se le venían en tropel a la mente y todo lo que pensaba hacer con su vida en lo sucesivo para poder aprovecharla algo más en los aspectos sentimentales, pues notaba: como el alma se le había ido secando paulatinamente, a medida que los tiempos avanzaban.

Muchas veces los pensamientos se le diluían, como una nube que se lleva el viento; sin dejar una gota de lluvia regeneradora para las cosechas; apenándose sobremanera, sabiendo que el tiempo se le iba, sin sacarle provecho en los aspectos sentimentales.

Sin duda alguna, los acontecimientos no se estaban desarrollando como pensaba y no falto de sensaciones: entendía e imaginaba, que esta sociedad estaba siendo mucho más moderna y permisiva, para gozar de otro tipo de libertades; en las que los individuos se estaban realizando con mayor solvencia y honestidad personal para desarrollar en libertad sus mejores ideales y apetencias.

Ya sabía, que había gastados más de las tres cuartas partes de su existencia imaginada y, se dispuso a hacer un examen meticuloso de los momentos que la habían llenado, no encontrando para los momentos actuales el sostén y apreciación familiar, que siempre había soñado.

De la mayoría de esos momentos, se sentía muy satisfecho; pero llegando a algunos pasajes, no le llenaban los resultados obtenidos, induciéndole a ciertas conclusiones -muy personales- para poner remedio a muchas sombras, que había obtenido en su autoanálisis, especialmente de relaciones sensuales con la única pareja que anteriormente había tenido; finalmente observaba, como se le pasaban los años y se sentía en la necesidad de aprovecharlos, sin pérdida de tiempo, para poder cubrir las apetencias sensuales y sentimentales que no le dejaban dormir.

Esos acontecimientos los tenía que procurar él, ya que en su día, ni llegó a pensar en verse tan sólo, como estaba en la última etapa de su vida y, ahora en la situación por la que atravesaba -de total libertad sentimental-, deseaba poner en práctica un cambio radical a su precaria vida actual, por lo que tomó la determinación de lanzarse a la conquista sentimental por Internet de alguna dama, que estuviese dispuesta a llenar ese gran vacío, causante de sus dolencias.

Seguramente antes no las había puesto en práctica por falta de economía, de tiempo o por el acumulo de obligaciones familiares e incluso por no habérselo planteado tan abiertamente.

Entendía que lo más importante en su vida -a partir de ahora- era: conseguir todo el amor o afecto necesario para ser feliz, como para quedar satisfecho de sus vivencias; como eran: el hacer largos viajes por el mundo para conocer otras ciudades, culturas y especialmente relacionarse con chicas jóvenes -mayores de 18 años- con objeto de no tener ningún tropiezo legal, etc.

Sin querer dilatarlo por más tiempo, por temor a verse impedido físicamente para llevarlos a cabo o tener a la parva de invitada y le alcanzase antes de lo que pensaba, quiso ponerlos en marcha de inmediato, pues si los retrasaba por más tiempo, seguro que se quedaría fuera de juego en cualquier momento.

Por ello: se obligó a desearlos con más énfasis y tratar de llevarlos a cabo lo antes posible, sin albergar dudas, ni entretenimientos muy dilatados; antes de darle la oportunidad a otros acontecimientos, que lo pudiesen impedir o que fuese demasiado tarde para llevarlos a cabo.

Cuando se jubiló determinó dar largos paseos -casi todos los días-: yendo descalzo por el rompeolas de la playa vecina o recorriendo varios kilómetros por el camino peatonal de la N-340

-autopista del Mediterráneo-, especialmente para no anquilosarse e ir corrigiendo su tasa de hiperglucemia, que ya le había detectado el médico; a la vez, que rumiaba en su acalorada mente, sobre el final de sus días; lo que le estimulaba -cada vez más- a realizar sus proyectados viajes y conquistas; por lo que fue ideando nuevas situaciones y actividades para no dejarlas en el olvido, como tantos otros individuos, que conocía y que deseándolas: nunca las habían vivido; llegando a quedar en ellos, como frustraciones personales, no por falta de voluntad, si no por los perjuicios sociales, del que dirán los demás.

-Sin duda alguna él pensaba, que no caería en los mismos errores; si el cuerpo se lo resistía antes de morirse-.

Para materializar sus proyectos: se lo propuso muy firmemente y además, quería ser diferente a tantos otros individuos conocidos de su edad y -aquella misma tarde- empezó por conectarse a Internet por algunas páginas de chateo para buscar relaciones de amistad con la idea firme de conquistar amorosamente a alguna linda mujer; al tiempo, que también se dedicó a buscar por el Google Erarte, algunos de los sitios geográficos, que más interés tenía en visitar.

Por motivos de comodidad personal, el lugar a visitar: debería ser a un país donde se hablase español, con buen clima y costumbres similares a las españolas, entre otras cosas; en las que tendrían mucha influencia para su determinación: el costo de la vida, la viabilidad de los vuelos y especialmente la disposición amorosa de la pareja, que pensaba buscar y conquistar.

El recorrer algunos de los lugares del mundo, que siempre deseó conocer de cerca- seguro que le iban a acarrear muchas preocupaciones y gastos; pero seguro, que el aprovechar esas posibles andanzas, le instruirían mucho más y sobre todo, le alegrarían en su vejez, amén de otras muchas satisfacciones personales, que empezaba a imaginar y que siempre, se le habían mostrado muy remisas.

También se dedicó a escribir algunas que otras poesías o prosas, como buen aficionado a la Literatura, que siempre había sido desde su juventud; aunque no contase de buena aptitud como escritor y a sabiendas de las grandes dificultades, que él sólo intentarlo le entrañaba...

Para no perder tiempo en florituras expresivas -nunca deseadas-, se propuso: no tener que corregir, emendar o repasar todo aquello, que pudiera escribir; pues, como un día le dijo su padre: "todo se arregla en el mundo con buena maña y con mucha voluntad, lo importante era: no perder mucho tiempo en realizar las cosas...

Pues siempre, que venía al caso, le decía: " Hijo, el tiempo es oro..."

Aquellas palabras siempre quedaron grabadas en su mente y les llevaron a la conclusión definitiva, de empezar a escribir directamente todas sus ideas, según le salían de la mente y no ocuparse nunca de corregir o rectificar nada -pesase a quien pesare- y seguramente, sería a él mismo, a quien menos agradasen; pero seguro que si se hubiese puesto a corregir algo: le hubiesen gustado menos y habría consumido mucho tiempo.

Como se ha dicho: él tenía muy buena disposición para el arte de escribir; pero pocas facultades para llevar a cabo tan magno proyecto con cierto éxito.

Eso, no era lo que le podía distraer mucho en su vida, ni pensaba, que sería el mayor de los inconvenientes o controversias para el futuro proyectado, pues no tenía la idea de triunfar en el mundo de la letras, aunque -en el fondo de su ser- lo deseaba fervientemente.

La idea para su futuro inmediato, no variaría mucho de lo que pensaba, aunque admitía que tendría una serie de matices a los que tendría que adaptarse, con buena voluntad y respetando a los demás.

Su gran obstáculo, lo constituiría -sin lugar a ninguna duda-: iniciar la marcha para llevar a cabo sus intenciones y, sin pérdida de tiempo lo puso en marcha.

Con algo de solvencia y mucha determinación: emprendió la siembra por los surcos de su deseado futuro a través de algunas páginas sentimentales de Internet.

Se apoyaba firmemente en cierta frase que leyó de un reconocido autor, tiempo atrás: " Caminante, no hay camino, se hace camino al andar..." 

Tanto es así, que empezó a coger tal afición a relatar su vida futura y darle un giro total al pasado, que sin pensarlo, ya se había adentrado y decidido a emprender el cambio apetecido, utilizando sus básicos conocimientos en el uso del ordenador, al que se había aficionado, tan pronto como le llegó su jubilación.

Fue dejando en segundo lugar otras apetencias y hábitos que tenía adquiridos -en las que había empleado gran parte de su larga vida- y, se marcó unos objetivos, cuáles eran: el no depender de nadie, (pues ya había cumplido, con creces, todas sus obligaciones familiares, laborales, etc.).

Para ello, se dedicó a dar riendas sueltas a su estricta y personalísima conciencia y sobre todo: dedicarle mucho tiempo a admirar la belleza natural y muy especialmente a la belleza femenina, que captaba por el P.C.; (al haberse emancipado de otros compromisos amorosos del pasado); lo que, le llevó poco a poco a adentrarse en un mundo muy particular, enrevesado y atrevido, como era: el de la conquista amorosa femenina por Internet, que no tuviesen compromisos amorosos en esos momentos y que estuvieran dispuestas a darle alojamiento durante su estancia, cosa difícil, como pudo comprobar posteriormente.

Nuestro Don Juan, se pasaba más de media jornada y parte de la madrugada frente a la pantalla de su ordenador: escribiendo algunos trozos de su precaria afición literaria y consultando algunas páginas de diversos chateos, en los que fue desarrollando paulatinamente su afán de conquista, junto con su gran deseo de viajar por el mundo, para lo que se ofrecía a visitar in situ a las pretendidas del momento, sin importarle el lugar, siempre que le ofreciesen alojamiento gratis...

A medida, que sus pretendido proyecto se iban desarrollando, sus ilusiones se arraigaron más fuertemente en él y el cóctel, que se ideó de forma pasajera, empezó a convertirse en citas formales, atrevidas y con un gran afán de vivir la vida felizmente -mientras el cuerpo aguantase- al tiempo, que visitaba otros lugares lejanos; ardiendo en deseos de conocer cuanto antes a alguna sus amigas...

Cada mañana al levantarse y mientras se aseaba en el cuarto de baño distraía su mente sobre alguna frase enigmática -que le venía como anillo al dedo- para dar comienzo a una de sus poesías o relatos cortos y no salía de allí, hasta no haber compuesto algunos versos, que -como se dijo- sin corregirlos los iba anotando en una libreta -dispuesta a tal fin, que había colocado en la repisa del mueble blanco del baño para su mayor comodidad; de allí las pasaría -más tarde- a su página web, confeccionada algunos meses después, por encargó a un conocido entendido en la materia  y cuando estuvo disponible: las fue metiendo por años crecientes a su confección y con grandes dificultades, -al no estar aún muy experimentado en el uso de las páginas de Internet-; pero a conciencia de lo que hacía, pues quería, que le perdurasen lo más posible. Llegando a poner más de dos mil de aquellas poesías mediocres, que casi siempre confeccionaba, mientras firmaba en el retrete.

En muchas ocasiones se ideaba escribir algunos relatos cortos, que finalmente -algunos de ellos-, terminaban en novelas de hasta 400 ó 500 páginas; y otros, donde se atoraba más tiempo del deseado, no llegó a desarrollarlos por completo: al venirse le mucha de la tarea encima, pues empezó a faltar le tiempo, debido a sus andanzas futuras: indagando por otras páginas de Internet, que llamaban su atención, como eran. consultas a muchas páginas de medicina, geografía, historia y especialmente en el tiempo que pasaba, indagando por los recorridos, que hacía a través del programa Google Earth, desde que su amigo Juan José se lo instaló -una tarde- y cuando también le enseñó a manejarlo...

Al cabo de algún tiempo: se organizó de tal forma, que encontró la fórmula ideal para comprometerse con algunas féminas -con las que solía chatear diariamente por algunas de las páginas de Internet y se llegó a organizar tan bien, para hacer una visita a cualquier dama de sus múltiples conquistas, que empezó a llevar anotados los datos de cada una de ellas en otra libreta; pero siempre daba prioridad a aquellas con las cuales ajustaba de antemano, algunos requisitos de obligado cumplimiento, como era: su alojamiento en el propio domicilio de la interesada, o en la casa de algún familiar, vecinos, etc., para tratar de conocerla personalmente y a ser posible fomentar una relación estable, como pareja de hecho; pues en caso contrario, al manifestar le éstas sus reparos o inconvenientes –pues: no fueron pocas las chicas que le tildaban de atrevido- cuando les planteaba abiertamente, que todo estaba condicionado al eficaz cumplimiento de sus deseos, para iniciar su viaje y desplazarse de inmediato (si no aceptaban sus reglas): las relegaba a un segundo o tercer lugar e incluso las llegaba a borrar de su listado y las daba por imposibles, para olvidarlas...

Se condicionaba a no gastar mucho dinero en el alojamientos; pues cualquier hospedaje le saldría muy caro y no andaba largo de recursos dinerarios, ya que, en plena crisis económica: sabía del sufrido ahorro durante meses para alcanzar pagarse el pasaje al lugar de destino y llevar algo de dinero extra por lo que pudiera pasar durante su estancia en el país de destino.

De esta forma, mataba varios pájaros de un tiro, pues: recorrería, conocería y disfrutaría, de algunas ciudades o pueblos, culturas y amoríos, como deseaba.

Lugares a visitar: apetecidos desde su juventud, a la vez, que disfrutaría de la compañía de alguna joven y extraordinaria mujer, como protectora y guía de sus visitas, que previamente él habría enamorado por Internet en sus largas conversaciones ante la pantalla y nunca con ánimos de engaños, pues siempre se mostraba con total claridad y expresaba lo que sentía con absoluta sinceridad en todos sus chateos.

No tardó en encontrar una de estas enamoradas de muy  buena disposición para cumplimentar su ansiado proyecto y con excelentes actitudes y expresiones enamoradizas, a las que previamente se había mostrado tal cual era y a la que, no le había importado la realidad de su edad de sesentón pasado de moda, pero que sin duda él había sabido cautivar por su caballerosidad, trato educado en sus diálogos y con las serias esperanzas de formar una pareja estable y bien avenida; la relación creciente se les iban desarrollando con un horizonte bastante aceptable para los dos y se cumplían fielmente sus proyectadas ideas.

 

CAPÍTULO II.- PRINCESITA A: la -chiquita de tus sueños-.

 

A la chica que primero deseó visitar, una vez conquistada y aceptadas sus pretensiones de alojamiento, se autollamada -la Princesita-; lógicamente era un seudónimo altruista, que ella inocentemente se había inventado para llamar la atención y agregaba -la chiquita de tus sueños- como posteriormente averiguaría él.

Según ella y como le había comentado durante sus largas charlas, tenía 18 años y estaba por cumplir los 19 en el próximo mes de julio y su frase preferida era, la que figuraba como eslogan en su ficha: "LA VIDA ES COMO UNA FUNCIÓN; VÍVELA ANTES DE QUE BAJEN EL TELÓN Y SE APAGUEN LAS LUCES..."

A nuestro atrevido Ángel Viril, esas palabras se le gravaron en lo más profundo de su ser y sus apetencias enamoradizas: se despertaron de inmediato y fueron como un señuelo, que querían decirle: bebe de mi manantial, antes de que la fuente se agote...

Muy raudo y prepotente arremetió con todo su saber para tratar de conquistar esa hermosa fuente, que tan dócil se le brindaba y, seguro de si mismo: estaba en disposición de agotar hasta la última gota de ese fresco manantial, para mitigar su sed y la nostalgia de tantos años de sequía, pues su espíritu estaba muy sediento de amor; aunque en el fondo de todo este enamoramiento, se enmascaraba un apetito sexual feroz y bien contenido, ya que: no había tenido relaciones físicas desde hacía más de 15 años -desde aquellos días lejanos, en los que, acordaron la separación física ambos conyugues, de forma amistosa-.

Como pudo averiguar paulatinamente a través de los innumerable chateos y de las video llamadas, que periódicamente se realizaban: Princesita era una chica alta  de 1,73 y unos 54 kilos, muy bien parecida y mejor formada, con unos ojazos muy bonitos  de color verde oliva, que -a nuestro sesentón- le recordaban un trigal abrileño cuando los miraba, pues  destacaban visiblemente sobre los demás encantos de su lindo cuerpo.

Toda esa bellaca: revolucionaban todas las neuronas y las abisagradas coyunturas de nuestro tozudo carcamal, quien se había encandilado con aquellos ojos tan bonitos, a los que llegó a componer esta hermosa poesía, al tiempo que percibía -en su ardiente imaginación- el elixir que emanaba de tan hermosa fuente-...

 

OJOS VERDES...

 

PORQUE SON TUS OJOS VERDES:

 

¡NIÑA!, COMO EL MAR TE QUEJAS,

 

"GUSTAVO..., ME MACHACÓ ":

 

PARA NO ENTRAR EN DILEMAS;

 

QUE OJOS... ¡POR DIOS! , QUE SON:

 

LOS TUYOS... ¡AY MI QUIMERA!

 

“VERDES, VENTANAS DE AMOR...,

 

LOS CLAROS RÍOS DEL SOL

 

REFRACTANDO PRIMAVERAS "...

 

LAS ASCUAS DE MI PASIÓN...,

 

LOS OJOS DE MIS REYERTAS...

 

¡AQUELLOS...! , QUE DAN CALOR,

 

CON SU MIRADA TAN TIERNA”.

 

LA VEJEZ SE ME PARÓ,

 

AL CONTEMPLARLOS TAN CERCA

 

Y…, NO OBTUVE UNA CEGUERA...:

 

PORQUE, ME DIERON SU AMOR.

 

Esas estrofas, posiblemente fue la llave que entreabrió el edén fulgurante de la bella dama y con el que, en cierta ocasión -en sus primeros pasos de conquista- le dedicó: con mucho cariño y profundo sentimiento al escribírselos inicialmente y recitárselos poco después-al principio de conocerla- a través del chateo con video llamada, desde la página, que habitualmente usaban ambos.

En aquella ocasión Ángel Viril: pudo apreciar, como Princesita quedó taciturna, sorprendida y algo embelesada por la emoción contenida mostrada ante su admirador; quien pudo notar, como le había llegado al alma y también, manifestándoselo en conversaciones algún tiempo más tarde.

La dedicación de aquél poema, le había producido -al inflado Adonis-: tal sentimiento de ternura y admiración, que consiguió subyugarla completamente -al menos eso pensaba él-; pues nunca antes: habían sido tan gentil, romántico y atento con ella, como lo hacía ahora nuestro Ángel Viril y seguramente ningún admirador se había expresado con tanto sentimiento, ni de esa forma con respecto a sus ojos, como ella llegó a manifestarle en esa misma tarde, al recitársela personalmente.

A partir de esa dedicatoria poética: el diálogo entre ambos, se hizo cada vez más fluido y sincero; estando desde entonces la chiquilla cada vez más pendiente de su enamorado (don Juan) y él: cada vez, procuraba estar puntual en la conexión -por video llamada- para incidir con más tesón en su manifiesto, sincero y profundo enamoramiento.

Él sabía muy claramente desde el comienzo de los contactos y se lo confirmaban las apreciaciones internas observadas y analizadas, que con su cortejo romántico y atento, ella se abría como una florecilla de intenso color para atraer al insecto de turno que pudiera polemizarla y era realmente lo pretendido por ambos, aunque nunca llegasen a expresarlo muy abiertamente.

La total conquista de su Princesita, era lo que perseguía este macho añejo, como si fuese un caballero medieval asaltando un castillo para liberar a su amada doncella; y, para satisfacer su ego interno -debido al complejo de conquista, que le atravesaba la médula de todos sus huesos-; esas y algunas otras predisposiciones, le hacían avanzar en su pretensiones, como un gigante por en medio de aquél campo dulce y aún no trillado, como él se lo suponía.

No le importaba, que la chiquilla tuviese sólo 19 años, pues llegó a pensar: que esa era la edad ideal, que él necesitaba, para terminar de realizarse como hombre.

En ocasiones había podido observar, como las mujeres adornadas de gran belleza física, adolecen de una inteligencia nata para las relaciones personales con los demás -especialmente cuando son masculinas, que está más desarrollada en las menos agraciadas y pensaba, que esa falta de protección podía ser debida a su tierna juventud, aunque no dudaba, que estaba adormecida por la vanidad personal tapada por la belleza externa.

Todas las conversaciones de chateo, iniciadas por una de las páginas de Internet empezó una tarde del 2 de enero de este mismo año, con la siguiente solicitud: "Hombre maduro -ya jubilado-, sin compromisos sentimentales, con la vida resuelta, educado y trabajador; busca mujer sincera y verdadera, con más de 18 años, sin cargas familiares, ni compromisos sentimentales para formar un gran amor o amistad en el respeto mutuo para hacer más placentera la vida de ambos...

-Princesita, fue una de las tantas chicas, que se dirigieron a él de esta forma: Hola Ángel Viril, me gustaría añadirte como contacto y lo firmaba, como -La Princesita A: -la chiquita de tus sueños-.

-Sobre la media noche Ángel Viril abrió su página de chateo y se encontró la citada solicitud de la chica, deseosa de ser agregada como amiga.

No se lo pensó dos veces -el gavilán- cuando estudió concienzudamente la ficha de la chica y empezó a sacar y afilar parte de sus espolones para salir a la caza de aquella deidad.

Se vio sorprendido muy gratamente al admirar y remirar las cinco fotos, que Princesita tenía en su ficha, e incluso llegó a copiar todos los datos que aparecían en la misma; llegando a analizar cada una de las palabras del apartado dedicado como asunto.

Buscó y leyó detenidamente la ficha personal de la Princesita A y su interés fue creciendo paulatinamente; acrecentado mucho más, su interés en la chica -si  eso pudiera ser posible-, pues debemos considerarle: totalmente saturado de ilusiones en las pretensiones que buscaba.

Cuando pudo apreciar la belleza tan natural y limpia, que se reflejaba en todos los rasgos de las fotos, que fue trasladando a su ordenador en el archivo de imágenes y una de ella la colocó en su escritorio, para admirarla y quedarse algunos minutos contemplándola cada vez que abría el ordenador.

Sin perder un segundo, ni pensárselo o recapacitar dos veces, le contestó tan pronto como pudo analizar la solicitud y la ficha personal de la chica; aunque no estaba conectada en esos momentos, pero así le escribió en su ficha:

"Muy honrado mi Princesa, ¡cómo no!, ¿aceptarte como amiga, será el mayor honor de mi vida...? Dios quiera, que en el futuro nos guíe a los dos para algo más...; también le colocó media docena de florecillas como adorno, pues a tal fin las conllevan estás páginas de relaciones internacionales, casi siempre amorosas y de amoríos muy engañosos; pero él no reparó en empezar a correr los riesgos necesarios, dentro de la legalidad, para conseguir acercarse a aquella linda mujer, que le mostraba tan abierta disposición para entablar una conversación amistosa; entonces fue cuando empezó a recapacitar fríamente sobre su actitud de futuro y el trato, que debía dar a la chica a través de sus futuras palabras; pues de ellas dependería, que aquella flor: se le abriese a su árido porvenir y, también imaginaba, que solamente podría aprovecharse de sus adecuados galanteos: envueltos o adornados con una sinceridad absoluta; a la vez, que le iba mostrando sus mejores y posibles rasgos varoniles  -más o menos agraciados-, pues a pesar de haberse les esfumado en su mayoría hacía bastante tiempo, siempre era portador de los rasgos que siempre tuvo y ya había perdido la timidez de sus mejores años a cambio de una gran experiencia en la vida y sus relaciones sociales se habían afianzado con la edad.

Pasaron varios días sin poder contactar con Princesita, aunque él no dejaba de vigilar a cada momento los medios en los que podría encontrarla y a su vez le enviaba frecuentes mensajes de su interés, anotando le frases cariñosas manifestándole su interés y halagos cada vez que entraba en la página donde ella le había mostrado su intención de amistad.

También aprovechaba esos momentos de conexión para chatear o dirigirse a otras amigas, de las que -hacia algún tiempo- había conseguido entablar un diálogo abierto y, podían conectarse por ese medio, aunque no le hubiesen provocado tanto filin.

El tiempo iba transcurriendo lentamente -según él pensaba- y no conseguía contestaciones de su linda Princesita, que resultaba ser: la que más sentimientos e ilusiones amorosas le proporcionaba a su calenturienta mente; pero la verdad es que iba aprovechando todos esos momentos baldíos para contactar con otras damas de característica adecuadas a sus imaginadas apetencias; a las que analizaba fríamente a través de la ficha personal, que obviamente tenían colocadas en la página solicitando amistad: al igual que él, lo hacía con la Princesita y seguramente, de su inspección cuidadosa -en su día- habrían llegado a contactar con él, cuando le solicitaron amistad...

El hecho de ir solicitando a otras damas su atención y respuestas para que le agregaran como amigo -en multitud de ocasiones-: le fue proporcionando a nuestro Ángel Viril un excelente plantel de amigas y siempre tenía mucho cuidado de repasar la ficha de cada una de las iba encontrando, especialmente la edad, el eslogan que ponían, sus apetencias o descripciones y, muy especialmente la foto que mostraban; de tal forma, que trataba de buscar, seleccionar y encontrar aquellas, que su instinto le marcaba como aceptables para conseguir sus propósitos de viajar y encontrar el amor.

Siempre que sus obligaciones se lo permitían: estaba vigilante sobre las entradas de la Princesita; prestaba mucha atención -por si tenía la suerte de cogerla conectada- de mantener un diálogo correcto y sincero, que previamente había calculado, con objeto de no cometer errores negativos, ni que fuesen aburridos durante la conversación; a sabiendas de que ella, tendría que mostrarse siempre más interesada en el diálogo y posición social, que en su físico.

Era una forma de captar su interés y luchar con otros posibles pretendientes, que seguro estaría pendiente de ella, por lo que tendría, que convertirse en el más aceptable de los pretendientes.

En las vísperas de la festividad de los Reyes Magos consiguió nuevamente conectar con ella y esta vez con una video llamada espléndida; fue entonces: cuando le dedicó otra de sus múltiples poesías, titulada: A UNA MUJER DE VERDAD..., y después de un breve diálogo la abordó con los aludidos versos -adornándolos con otra media docena de florecillas- y a su vez le felicitó el Año Nuevo.

 

 

 

 

A UNA MUJER DE VERDAD...

 

 

EN TU MIRADA GENTIL,

 

SINCERA Y ACOGEDORA,

 

HA DESTELLADO LA LUZ

 

SOBRE MI PIEL...,

 

¡PULIDORA!...

 

 

COMO AL DIAMANTE BRUTO

 

LO PERFILA EL ESMERIL

 

-RADIANTE DE PULCRITUD...-

 

ASÍ: ME PULES TU A MI...

 

 

POR TI ENCONTRÉ EL PLACER,

 

-ILUSIÓN DE MI UTOPÍA,

 

FABRICA DE LAS DELICIAS-,

 

QUE EN LLEGÁNDOME,

 

SACIE:

 

MI SED,

 

CON TU SIMPATÍA...

 

 

BEBÍ TU RICO MANJAR

 

CON RESPETO Y CONTINENCIA,

 

 DE SU SABOR OBTUVE:

 

LAS MEJORES SUTILEZAS

 

-A EXQUISITO PALADAR-.

 

 

"DIJO ME EL SABIO AQUEL DÍA:

 

¿NO MEDRES EN TU LIBAR?

 

EL ESTIÉRCOL DE LAS FLORES”.

 

 

(LAS ABEJAS NO SE VAN

 

A LA RAÍZ...,

 

 SINO AL POLEN).

 

 

"EL SABOR NO ES CANTIDAD,

 

NI ES TAMPOCO FANTASÍA,

 

ES FÍSICAMENTE SUTIL,

 

ALIMENTO CELESTIAL

 

DEL ALMA QUE SE CULTIVA".

 

-Se había preparado concienzudamente para este primer contacto visual, que previamente le solicitó por el chateo, que inició: pretendiendo tener una respuesta de ella, pues aparecía en la pantalla, como estar conectada.

Rápidamente apareció la chica contestándole de la siguiente forma: hola Ángel Viril, ¿cómo está usted y esa poesía es para mí...?

Él le contestó: sí, tú me la has inspirado y te la dedico con mucho sentimiento...

¿Tú, me la aceptas...?

¡Sí, es muy bonita…! Y ella, volvió a preguntar -después de meditar unos instantes, pues tardó algunos segundos en contestar, seguramente por el nerviosismo-.

¿Y usted cómo está...?

A lo que Ángel Viril contestó: muy bien; mejor ahora, que tú me honras con tus palabras... Prosiguiendo al instante -como si no quisiera darle tregua, para que ella: no se percatase de la edad, que tenía su interlocutor o en todo caso, para que no le diese tiempo a mirar su ficha y poder averiguarlo fácilmente, pues todo su proyecto se le podría venir abajo: si ella, analizaba fríamente la edad que él tenía...

¿Es tuyo el bebé, que aparece en una de las fotos y que tienes puesta en tu ficha...?, -pues apareces con un bebé de corta edad en tus brazos- y por el parecido, pareciera ser tuyo.

No, es la niña de mi prima...; ¿a que es muy linda...?, -contestó e interrogó ella-.

Él: Seguro que lo es, pero tiene todas tus facciones; ¡es preciosa!; además denotas tener mucha ternura para con los niños y tienes aspecto de ser muy inteligente, -le aseguró Ángel Viril-; recalcando sus palabras de elogio y sin darle tiempo a que le contestara con un gracias, que llegó después de que él le volviese a preguntar: ¿estás comprometida...?, porque si lo estás, no quiero en ningún momento ofenderte...

Ella: No nada de eso, estoy olvidando  unos intereses, que tuve depositados en alguien: el cual no se merece, ni mi saludo...

Él: Pero -Princesita-; ¿tan mal te ha ido en el amor?, -le comentó él-...

Ella: ¡No, porque nunca estuve enamorada!; pero se trata de un medio pretendiente, que estaba abordándome desde hace algún tiempo y poco después me enteré: que visitaba a una mujer con la que tenía dos hijos y eso me ha enfurecido un poco hacia los hombres...; y me hace ser bastante desconfiada, desde entonces: considero a todos los hombres de aquí, muy dominadores, embusteros y machistas.

Para nada me gusta eso de ser: plato de segunda mesa...; así que lo mandé a paseo, aunque hace un par de días vino a buscarme de nuevo.

¡Era brava Princesita en sus expresiones! y, se le notaba bastante dolida con su ex pretendiente.

Él: Volvió a increparla: entonces, no quieres relacionarte con hombres y mucho menos con alguno, como yo, que además soy extranjero...

Ella, le contestó de esta manera: a mí me agradan los hombres de verdad y que vengan por derecho desde el principio, con mucha sinceridad y corrección, pues yo no me considero una mujer cualquiera, como muchos piensan, que somos las que nos conectamos por este medio...

-Él-: Pues yo siempre soy sincero en todas mis cosas y si tienes alguna duda sobre mis buenas intenciones: pregúntame lo que sea, que yo siempre te voy a contestar la verdad a todo lo que quieras saber de mi...

-Ella-, Tarde o temprano lo averiguaré y cómo me invitas a preguntarte cosas; empieza por decirme de dónde eres, si estás comprometido y la edad que tienes; luego tu me preguntas, sobre lo que desees saber de mi...

-Él-: Soy del sur, de Andalucía -España, vivo junto al mar Mediterráneo; llevo bastante tiempo sólo y sin compromisos amorosos y aunque me cuesta mucho admitirlo -porque se, que no te va a agradar, como para que tus proyectos se cumplan: acabo de cumplir los 68 años, pero no me falta nada de nada y mi entrega será total en todos los sentidos...

-Ella-: Gracias por tu sinceridad, que es lo que más me importa, la edad no tiene absolutamente nada que ver en el amor, pues siempre he admitido, que la edad no tiene ninguna importancia en el amor y en muchas ocasiones: "los huesos añejos hacen mejor caldo, si no se han dejado comer por las polillas..."

-Él-: Tienes razón en lo que dices y es bien cierto, pero normalmente, casi todas las mujeres, prefieren hombres de su propia o parecida edad, pensando que: eso es lo que aceptan los que están a su alrededor y por ello: van a ser más felices en el futuro inmediato, al menos cuando lleguen a formar pareja; quizás pensando de que están mejor dotados para el sexo y van a saber tenerlas como reinas en el futuro; pero la realidad -desgraciadamente- es otra muy diferente en la mayoría de los casos que yo conozco...

 -Ella-: Bien cierto es todo lo que dices, pero no es así; pues los jóvenes -en su gran mayoría- aún no han madurado como hombres verdaderos, para ser fieles y tener a la mujer en el lugar que nos merecemos, como compañeras y madres, pues somos personas iguales y sabemos calibrar bien los hechos que nos acontecen -quizás mejor que vosotros- pues los valores, que deben prevalecer en la pareja, para que el amor crezca continuamente sin grandes sobresaltos y, ahora pregúntame tu algo sobre lo que desees saber...

-Él-: Poco tengo que preguntarte, pues me tienes hechizado, porque desde que te he visto, me he perdido en el inmenso trigal de tus ojos...

-Ella-: Déjate de halagos, que no es para tanto y pregúntame lo que desees saber de mí, que también te voy a contestar con mis verdades, pues también considero primordial ser sinceros desde el principio...

-Él-:Ante todo, deseo que sepas, que no me interesa nada de tu pasado para las pretensiones que tengo de conquistar tu amor, haciéndome merecedor de él -pues nunca el agua pasada, volvió a mover el molino-, como dice el refrán; pero si me interesa muchísimo, que digas la verdad siempre, ya que, es cosa fundamental para crear una buena relación entre los dos y mucho más cierto, cuando nos separa una distancia tan grande, como la que existe entre ambos; por lo tanto, dime: descríbete sobre eres, lo que sientes, tus proyectos de futuro, a qué te dedicas, como deseas que sea tu hombre ideal -si es que quieres algún día formar pareja-; algo del entorno que te rodea; sobre tu localidad, el paisaje que contemplas e ilumina tu vida; tus gustos preferidos -apetencias y sobre todo tus deseos-, yo te estaré muy atento, pues me interesa mucho todo lo que me digas de ti...

-Ella-: Bueno si así lo quieres -te complaceré en ello y no voy a dejarme nada en el tintero-, pero si algo no te agrada o no entiendes bien, me lo dices: para que te aclare bien lo que no comprendas.

Cumpliré 19 años el próximo mes de Julio - y no es que no me importe tu edad, pues me llevas 50 años, que realmente es una gran diferencia, pero a mí no me preocupa, siempre que sepas tratarme como igual y dentro de una constante sinceridad, como me dices; pues considero que la sinceridad entre las personas siempre es la mejor cualidad para una buenísima relación y si te sales de ella, te corto el diálogo y se acabó, pues no quiero tonterías, de las que siempre suelen acontecer por este medio...

Yo creo, que hoy en día: no hay distancias imposibles de superar o no puedan ser salvables, si se tiene deseos de acortarlas, siempre hay vuelos que pueden unir a las personas y las distancias son salvables con unas pocas horas de vuelo; aquí llegan aviones desde algunas ciudades venezolanas y de la vecina Colombia.

Yo me considero una chica normal, no muy moderna y bastante pueblerina, porque la población donde vivo -Santa Bárbara de Zulia- no es muy grande y tampoco me agrada mucho salir de fiestas a discotecas, más bien soy muy hogareña pues me divierte y hace más feliz estar entre los míos, que salir de discotecas y también, porque en Venezuela: últimamente las cosas andan un poco revueltas, aunque por esta comarca, todo está bastante tranquilo; pero desde hace tiempo nos solemos reunir -amigas y amigos- en las casas de alguien de nuestro conocidos y de mayor confianza -amigas, amigos, familiares o vecinos-, para organizar y disfrutar de nuestros eventos y bailamos o cantamos, etc., como corresponde a nuestras edades, pues la calle no está muy bien y nunca se sabe lo que puede pasarte, además mis padres siempre han sido bastante estrictos para esas cosas.

Creo, que como a todas las chicas de mi edad: si que me agradaría encontrar un buen hombre con quien poder tener una excelente relación y si es posible, crear un futuro en común; yo me siento muy femenina y siempre quiero estar bien aseada y arreglada para sentirme bien personalmente y como es lógico: agradar a los que me rodean; pues el aspecto exterior siempre debe ser agradable para uno y para los demás; mucho más cuando eres mujer; ¿me estás viendo lo que te escribo...?

Él: ¡Sí, estoy muy atento a todo; sigue, que me interesa mucho y veo que eres sincera...!

Ella: Pues como te he dicho este pueblo no es muy grande y es bastante tranquilo; está bien comunicada con las ciudades de Trujillo y Mérida, que vienen de la parte de Valencia y Caracas por la Avenida de Bolívar, pero estamos también a mitad de camino entre el Lago Maracaibo y la frontera de Colombia; el río Escalante, divide la población en dos: Santa Bárbara, que es un poco más grande y San Carlos, que queda más al norte y en la margen izquierda del río -que viene de Guaní y desemboca en el lago Maracaibo.

Tenemos una bonita Iglesia Catedral con muy lindos arcos, que se llama la iglesia catedral de San Carlos Borroneo, aunque muchos la conocemos por la catedral bonita, y yo: voy con mi mamá los domingos a oír misa, aunque no la frecuento tanto como quisiera, porque también tengo otras tareas de la casa que hacer, estudiar mucho y me queda algo lejos.

Ahora me tengo que marchar, pues mi mamá, me está llamando y no puedo retrasarme.

Te mando un afectuoso saludo y espero que podamos seguir con nuestra conversación en otra ocasión.

Sin querer contrariarla, ni desear retenerla por más tiempo...

Él: Agregó: ha sido un honor, poder conocerte, espero que coincidamos de nuevo pronto y te deseo un buen día en todo lo que emprendas...

Ni que decir tiene, que Ángel Viril, a partir de entonces estuvo pendiente de verla aparecer por la página, con un anhelo inusitado y persistente, pues Princesita había despertado e incrementado todo su interés, que ahora se le hacía desbordante, al tiempo, que había removido las fibras más recónditas de todo su ser.

Posteriormente se recriminaba frecuentemente no haberle pedido su correo electrónico, que seguro debía tener o no haberle dejado el suyo, pues habría tenido oportunidad de escribirle algunas cosas directamente tratando de llamar su atención y con el fin de no dejar que se olvidara de la buena disposición, que ambos habían mantenido en ese primer contacto y no tener que estar pendiente de encontrarla por la página del chateo.

Hasta pasados tres días, no apareció de nuevo ella por la página habitual y no perdió la ocasión de pinchar en su ficha, para iniciar una nueva ocasión de seguir el diálogo y profundizar en el mutuo conocimiento personal de ambos.

Ángel Viril, inició el intento de chateo, con estas palabras: Hola mi reina, como estás y tu mamá se encuentra bien... (Acompañando la frase con dos florecillas, que a tal efecto se pueden colocar, si se pincha con el ratón adecuadamente sobre una pequeña pantalla, que sale al uso).

Pasaron algunos minutos, antes de que ella le contestara, y lo hizo de esta forma:

Ella: ¡Si las dos estamos muy bien!, gracias; y usted, ¿cómo sigue...?

Él: Contestó: para decirte la verdad, ahora me encuentro mucho mejor, porque has llegado tú de nuevo y me has alegrado contestando a mi reclamo, pero siempre me encuentro en un desasosiego inusual, si no consigo saber de ti...

Ella: Gracias, pero no será para tanto...

Nuevamente prosiguió él, deseándole un Feliz Año Nuevo y volviendo le a preguntar por su familia; a lo que ella respondió: mi mamá está descansando, pues tiene la costumbre de echarse una pequeña siesta después del almuerzo; somos mi mamá y yo en la casa, pues no tengo más hermanos y mi padre murió hace unos meses desgraciadamente, y yo debo estar muy pendiente de ella, pues desde entonces la está embargando la tristeza.

También le deseo muy feliz año Nuevo...

Poco a poco -él- fue haciéndose a la idea, que estarían viviendo las dos mujeres, faltándoles el hombre de la casa y, por su mente, empezó a circular unos deseos naturales de brindarle protección en todo lo que pudieran necesitar; se sentía de golpe muy caballeroso, aunque en realidad la semilla que estaba empezando a germinar en su interior, más bien, era un deseo firme de llegar a formar pareja con ella, en un futuro no lejano.

En esos momentos, le vino a la mente la idea de que tendría que conquistar el afecto de la madre, pues sabía: que pondría muchas objeciones a esta relación, al haber tanta edad entre ambos.

A pesar de lidiar con estos y otros pensamientos, no dejó de contestarle rápidamente.

Él, rápido le preguntó: ¿tienes cámara instalada, pues me encantaría que pudiéramos vernos por vídeo-llamada...?

No tengo, pues hace tiempo que se me estropeó y quiero comprarme pronto una; lo lamento mucho y también me agradaría poder verte y charlar de frente, dijo -ella-; por ahora sólo podemos vernos, cuando voy al ciber, cosa que frecuento en muy pocas ocasiones.

Él: En realidad eso no tiene mucha importancia, a mi me basta por ahora con que me atiendas por este chateo, siempre que puedas; pero creo que la diferencia horaria existente entre nuestros países, nos dificulta mucho para saber cuándo podemos quedar y coincidir en esta página; creo que sería bueno que me dejases tu correo electrónico o yo te dejo el mío y así podemos advertirnos de la hora en la que podemos conectarnos ambos. ¿Qué te parece...?

¡Sí, estaría bien...! -dijo ella-; entonces él, le puso claramente y con cuidado su correo------------ y le comentó, que cuando fuese a conectarse, le advirtiera por ese correo de la hora exacta en que podría estar, para él estar pendiente de poder chatear de nuevo un rato, ya que le interesaba mucho su amistad...

Ella ¡Vale, lo creo interesante también!, hay te anoto el mío ------------- y ¿por qué? dices, que te interesa mucho mi amistad, si sabes que estamos muy lejos...

Él: no importa la distancia, como bien me dijiste días pasados, en nuestra primera charla; pero además estoy seguro: de ser tú la mujer de mis sueños y la que yo quiero para compañera durante el resto de mis días y creo que antes de que yo emprenda un viaje tan largo para vernos en persona, deberíamos conocernos un poco más ¿no te parece a ti, que es bueno conocerse mejor...?

Ella: Claro que es muy importante conocerse mejor y hasta ahora, tú me pareces una buena persona y podemos profundizar en nuestra amistad...; aunque lo de llegar a formar pareja, sólo Dios sabe lo que nos depara el porvenir a cada uno....

Él: Vuelvo a insistirte sobre mi edad, te recuerdo, que te llevo 46 años y eso me preocupa, por lo que tú puedas opinar, sobre el parecer de tu mamá y especialmente todo lo que puedas sentir al verme en persona...

Ella: Tu eres un hombre muy bien conservado, por lo observado en tu ficha, claro que, como dices: esa foto es antigua y te la puso tu hijo... Me parece bien y me agradas como persona; aunque: si me mandas una foto más reciente, te lo agradecería y te daría una opinión más concreta...

Él Ahora te envío una por aquí, de las más recientes que tengo - y seguidamente le dio al signo + y agregó una de sus fotos del archivo de sus imágenes, donde tenía guardadas algunas fotos de su persona; al tiempo que le advertía a Princesita, de que le había adjuntado una de sus fotos más recientes.

Ella: Mejor me agregas por ------- o me dejas tus datos y yo te agrego y podríamos mandarnos fotos mejor e incluso trataría de abrir la cámara y también posiblemente llegaríamos a hablar directamente de viva voz...

Así lo hicieron en breves minutos estuvieron ambos hablando desde la página indicada...

Él: Empezó a seguir las instrucciones que ella le daba, pues no estaba muy ducho en este tipo de chateo... Empezó mandando le varias fotos de las más recientes.

Ella: ya están llegando, -hizo una pequeña pausa- y agregó: ya la estoy viendo; eres un hombre de muy buen porte y estás muy bien conservado para la edad, que dices tener...

A lo que agregó -él-: ¿no te importa mi imagen actual...?

Ella: ¡No, se te ve muy bien y me pareces muy interesante por las canas, que adornan tu cabeza; a mí siempre me han gustado los hombres más mayores, que los niñatos de hoy en día, que siempre se creen Adonis y van persiguiendo llevarte a la cama sin más...

Él: Pero no te importa el aspecto, que tengo de viejo...

Ella: No digas eso, nadie es viejo, si es joven por dentro o tiene buena disposición para vivir la vida. Mi papá también era un hombre muy apuesto, como tú y él siempre fue mi ideal de hombre. Además eres muy gentil, educado y caballeroso; que son cualidades muy importante en el hombre; también te veo muy alto y debes tener muy buena percha...

Él: Gracias por tus halagos, que seguro no merezco; aunque también me encanta oírtelo decir -será que soy algo vanidoso...

Ella: No creo que seas muy vanidoso, realmente eres un hombre adulto, muy interesante y especial. Mira eso de ser vanidosos: es lo de menos, pues el tiempo lo dice todo de cada uno -con el roce, el comportamiento y la amistad, o las relaciones que lleguen a tenerse en el futuro...

Por lo bien que te expresas debes ser un magnifico escritor y seguro que has tenido multitud de experiencias en la vida, pues con lo atractivo que eres ahora, seguro, que en tu juventud fuiste irresistible para las mujeres que te conocieron...

Él: Siempre fui muy corto -tímido- y me enamoré muy joven, llegando al matrimonio en plena juventud y nunca he tenido otros amoríos, pues soy siempre fiel a la mujer que amo.

Realmente yo siempre he deseado encontrar una mujer auténtica y sincera, como tú lo eres, para compañera de toda la vida y no quisiera, que lo nuestro se quedase en una simple amistad; aunque entiendo que antes debe pasar un tiempo, lo suficiente para conocernos e idear el futuro en común... También debes exponérselo a tu mamá -no olvides nunca, que ella es la persona que más te quiere en este mundo- y cualquier paso que vayas a dar, debes consultarlo con ella, que por su experiencia: sabrá aconsejarte lo que más te interesa para tu vida futura.

Ella: A mí me parece bien y te aseguro, que no me quedaría atrás en tus pretensiones, porque coincidimos en muchos aspectos y soy muy clara en todo...; yo te entiendo perfectamente y será el tiempo venidero el que se encargue de ir mancando los caminos a seguir a cada uno de nosotros y sobre todo Dios, que se encarga de todo y realmente es Él quien marca siempre nuestros caminos...

Él: Claro, lo entiendo perfectamente y estoy contigo en todo lo que dices...

¿Cuáles son tus deseos para el futuro...?

Ella: Imagínate...: son muchos. Yo sueño muchas veces; será porque soy demasiado joven; pero a pesar de mi edad: sé lo que realmente quiero...

Él: Pero puedes anticiparme algunos de tus deseos o con los que sueñas para tu futuro...

Ella: Uno de los que tengo, como prioritario, es: graduarme con buenas notas...

Él: Y me puedes decir: ¿en qué materia te vas a graduar, -qué estudias-...?

Ella: Estudio Administración de Empresas...

Otro de mis sueños y, de los más importantes, es: ser una mujer muy independiente...

Y son muchos más, los deseos que tengo para mi futuro; aunque se perfectamente, que algunos no podré alcanzarlos; ¡ojalá Dios me eche una mano y me permita hacerlos realidad...!

Él: Yo no sólo, soy un alma que pertenece a Dios, pero si te puedo ayudar en algo, me lo dices, ya que, en mi juventud también estudié Profesor Mercantil, que es algo parecido a lo que tu estudias ahora y siempre me gusta estar bien informado en otras materias, que ojeo y estudio por Internet desde hace tiempo...

Ella: Es muy interesante lo que dices y echaré mano a algunos de tus conocimientos, si la ocasión así me lo requiere...

Él: Pues yo, como estoy jubilado, empleo mi tiempo en todo aquello que me agrada y, ya tiré el reloj, el teléfono y otras aficiones inocuas; porque es la mejor forma de disfrutar de la vida.

Doy largos paseos con mi perro Kim por estas playas y cuando nos cansamos, volvemos a casa: me doy una ducha, bajo al restaurante de mi hijo a almorzar y después me hecho una buena siesta al tiempo que veo algún programa por la televisión -casi siempre los Grandes Documentales- que ponen por el canal 2, pues me encanta la naturaleza.

Ella: Tienes mucha suerte de estar ya jubilado y poder hacer todo lo que se te apetezca; pues no todo el mundo lo puede hacer y seguro que lo tendrás muy bien merecido.

También dedicarás mucho tiempo a conquistar jovencitas por Internet..., ja, ja, ja, ja...

Él: Claro que así es, cuando tu lo dices: "No solo de pan vive el hombre...; pero desde que te he conocido, se me han quitado todas las ganas de conocer a otras mujeres y sólo pienso en ti...

Ella: No te creo y eso ya lo veremos; yo seré una de tantas, con las que sueles chatear...

Él: ¿Es que eres una mujer celosa...?

Ella: No, para nada; cada cual debe actuar de acuerdo con su conciencia...

Él: No vayas a creer, que voy pescando jovencitas como tu; a mí me basta con tener una sola mujer, pero que sea auténtica -la mejor de todas, dentro de mis posibilidades-; porque no me gusta perder el tiempo en las conquistas, que no conducen a nada; a mí me has seducido tu; porque veo que eres la mujer, que más me agrada y porque llenas -con creces- todas mis perspectivas de futuro y además, he captado, que eres una mujer muy inteligente, sincera y muy bonita...

¡Qué más puede desear un hombre...!

Claro que tu aspecto interno -a medida que te voy conociendo- es lo que me produce un placer espiritual más profundo; porque la belleza es pasajera y siempre debe ir acompañada de una belleza interior, como la que noto en ti...

Ella: Gracias por decirme esas cosas y espero que así sea, pues siempre quiero ser mejor, cada día que pasa me esmero y esfuerzo, especialmente para agradarme a mi misma...

Él: También he notado eso en ti y me agrada mucho; especialmente tu diálogo y la sinceridad que denotan tus palabras...

Ella: ¿Y a qué te dedicabas antes de jubilarte: si se puede saber...?

Él: En los últimos 35 años me dediqué a temas inmobiliarios; sobre todo a formar comunidades de bienes y a la compra venta de campos rústicos.

Ella: ¿Eres agricultor...?

Él: En parte también, pero fundamentalmente a comprar y vender campos, transformarlos o intervenir como Agente Inmobiliario en algunas operaciones de las transacciones inmobiliarias, que se me presentan o que consigo captar, buscando clientes por Internet...

Ella: ¡Qué bien...!; ahora me tengo que marchar de nuevo, me acaba de llamar mi mamá.

Escríbeme al correo y te prometo, que te contesto pronto.

Ok, cuídate mucho, seguimos hablando después...

Él: Vale, que tengas muy buen día, saludos para tu mamá y que Dios os bendiga a ambas...

Ella: Gracias, feliz tarde y amén...

Despedida fulgurante de la bella dama y con la que en cierta ocasión de sus primeros pasos de diálogo y conquista, le dedicó con mucho cariño aquellas poesías de sincero y profundo sentimiento: posiblemente dieron origen a que ella fuese tan abierta y sincera con su interlocutor y admirador.

Vistas: 10

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL


ADMINISTRADOR
Comentario de Elias Antonio Almada el junio 23, 2020 a las 2:31pm

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

PÁGINA HERMANA OME

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

http://organizacionmundialdeescritores.ning.com/

 

CUADRO DE HONOR
########

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji