Poemario Alas de Carlos Méndez, poeta guatemalteco

Comparto con ustedes este poemario, heredado de mi mejor amigo y considerado el poeta del centro histórico de mi ciudad natal a quien apreciamos en la fotografía. Es una belleza, una joya, que compartimos en el 7o aniversario de su muerte. Que lo disfruten.
Más de Carlos en www.carlosmanuelmendez.es.tl




I.-Candado de Barro (1983)
Y yo que creí haberte olvidado
¡qué equivocado!
Tiempo y distancia sólo fueron candado de barro
con el que quise cerrar
de todas las puertas de mi casa
la de tu recuerdo,
la de las noches en vela,
la de la música triste,
la que tu sombra grabó
aquel día que te fuiste.

Pero hace poco te ví,
un saludo, un beso en la mejilla, unas palabras
y aquel triste candado voló en pedazos
y se abrió la puerta
y entró la luz por ella
inundando los cuartos de mi casa
el de las noches en vela
el de la música triste,
me dolieron las esquinas empolvadas,
las páginas rotas, las fotos descoloridas,
las flores marchitas, el vaso vacío.
Ahora inunda el cuarto de nuestras confidencias
y de nuestra amistad,
y el de nuestras aventuras
¡No!
¡No entres en ese cuarto!
¡No...por favor!

Era inevitable
tu luz inunda aquel
el de los ruegos sin respuesta
el de mi amor rechazado
el de tu aroma imposible
el de piel inaccesible
el de tu pelo y tu risa
que nunca tuve en mis manos
éste es el cuarto que más me duele.

Han pasado varios días
y las ventanas empiezan a abrirse
y tu luz comienza a irse
se va, se va, se va.
Y aquí en la oscuridad de mi casa,
tirado en el suelo
recojo los restos del barro
y con mi llanto moldearé un candado nuevo
para cerrar la puerta de tu recuerdo
hasta que te vea
otra vez.

II.-No quiero (28-10-84)
I
No quiero tener un hijo
que llore aterrado
por el ruido de las bombas
ni que conozca la guerra
en sus horribles formas

ni que sepa de masacres
de torturas o invasiones
de la muerte de sus padres
ni que deje de comer
para que hayan municiones.

II
No quiero tener un hijo
que sufra por su raza
su credo o sus ideas
ni que tenga que morir
por defenderlos

ni que tenga que exiliarse
por sostenerlas
o que esconderse
como si fuera un crimen
ser pensante.

III
No quiero tener un hijo
que caiga en la trampa
del sucio dinero
en una sociedad
donde siempre es lo primero

ni que doble la cabeza
por obtenerlo
ni que robe
ni que mate
por poseerlo.

IV
No quiero tener un hijo
que crezca con odio
por causa de injusticias
pues luego él cometerá
las mismas

ni que desee venganzas
que amarguen su existencia
y que sólo engendrarán
en su mente y alma
la violencia.

V
No quiero tener un hijo
que nazca en un mundo dividido
entre el que tiene y el que no
el que sabe y el que ignora
el que ama y el que odia

entre izquierdas y derechas
entre ateos y creyentes
entre libres y serviles
y que por escoger
viva infeliz.

VI
Quizás suene a pesimismo
quizá sea una protesta
contra todo y contra todos
y quizás algún día
me arrepienta...

pues tal vez en otro lugar
tal vez en otro tiempo
deje estas líneas en el olvido
pero mientras todo siga igual
¡no quiero tener un hijo!


III.-Estarás (8-1-85)
Profecía para César
Estarás conmigo
cuando llegue el tiempo de florecer
o me sorprenderá el invierno
aún con las hojas verdes
que se resistieron a morir
en el otoño.

Estarás conmigo
para compartir la riqueza de mi espíritu
de mi cuerpo, de mi alma, de mi mente
o abandonaré el ser
y como en un desierto
se secará.

Estarás conmigo
para llegar juntos al final
o el tiempo me pasará como el aire
sin tomarlo, sin respirarlo siquiera
y sin sentirlo
me cesará.

¿Estarás?
IV.-¿No ves? (6-3-86)
¿No ves
que vendí mi traje gris
para comprarme esta piel
que me sirviera de abrigo
al llegar tiempos de frío?

¿No ves
que mi casa la he pintado
color aurora y ocaso
por si quisieras volar
cuando te asieran mis brazos?

¿No ves
que dejo la puerta abierta
por si quisieras entrar
que en tu honor hay una fiesta
suave lecho y un buen pan?

¿No ves
que he aprendido a decir
palabras que ayer no sabía
y que he aprendido a sentir
lo que en mí, muerto creía?

¿No ves
que a mi vida la ilusión regresa
cuando bebo de tu imagen
cuando mi alma te besa?
¿O es que no quieres ver?

V.-Ojalá (12-7-86)

Ojalá fueras...

El estanque plácido
al final de los caminos
para humedecer mis labios secos
o la cumbre serena
y desde allá poder ver
el crepúsculo de los siglos

O la llanura infinita
donde poder recostarme
con la hierba acariciándome
o la mar amenazante
donde encontrar el reto
de la vida y de la muerte

O el desierto calcinado
y ser yo el sol ardiente
y abrasarte eternamente
o la fuerza de los vientos
y estrellarte con mi roca
componiendo mil lamentos

O la música imposible
y llenarme los sentidos
y arrancarme las nostalgias
o la fruta de los tiempos
que se sacía y desespera
porque es breve y es ajena

O la tierra tras el beso
de mi lluvia generosa
que es fragante florecer
o la luna que no alcanzo
más que en sueños y que entonces
me seduce con su luz

O el fuego que me atrae
me repele y me encandila
y me quema con locura
o el dolor que no comprendo
que me ciega hasta el delirio
pero que amo en exceso...

Ojalá fueras,
todo eso



VI.-Sueño (23-2-87)

Voy a buscarme un amor
cuando despunte la aurora,
cuando el tibio sol se pose
sobre mi frente cansada
de esperar en la tiniebla
el amor que yo buscaba.

Voy a correr por la calle
a la plena luz del día,
escudriñando ventanas
por ver si encuentro la cara
que en la noche hallar soñaba
en mil calles que corrí.

Voy a buscarme un lugar
que sea cálido y quieto,
donde poder compartir
esto que llevo aquí dentro,
donde la noche sea breve,
donde el dolor se conforte,
y que tenga una ventana
y figuras de cristal,
no como tantos lugares
fríos, sucios y vacíos
que en oscuras recorría
por ir buscando un lugar.

Quisiera vivir de día
lo que hoy sueño en mi sueño,
amor, cara y un lugar
que son lo que tanto anhelo...
mas de pronto me doy cuenta
que a la luz mostrar no puedo
este tesoro tan caro,
tan prohibido, fuerte y ciego
y que la noche y su velo
son la fuerza con que cuento
para continuar buscando,
y así, continuar viviendo.

VII.-Alas (19-3-87)

Qué bueno tu cuerpo
porque sabe a miel y a sal
terciopelo cuando lo acaricio
brillante corona cuando me cobija
y porque en la noche fría
es lecho y manto a la vez.

Qué bueno tu cuerpo
porque es mi isla en el mar,
puerto, muelle, playa,
dolor en el adiós, nostalgia en la distancia
pero que en la soledad brilla en mi mente
como promesa de tu regreso.

Qué bueno tu cuerpo
porque es tibio y suave anochecer
gentil roce de tus dedos
boca húmeda, sutil aroma indescriptible
largas horas de serena entrega
ternura que no conoce final.

Qué bueno tu cuerpo
porque es fuerza y fragilidad
amada geografía de valles y cascadas
que mis manos ansiosas recorren de memoria
roca, arbusto, mar, trigal
y ventana abierta a la eternidad.

Qué bueno tu cuerpo
porque es un par de alas hacia el sol
que rompen las paredes de mi casa
que huyen de la locura del mundo
hacia su propio cielo de locura
explosión de mil tonalidades.

Qué bueno tu cuerpo
porque es puñal que no me hiere
lazos que no me aprisionan
tesoro que poseo sin ser mío
pues es viento fugaz y peregrino
pisada en la arena, flor de un día.

Qué bueno tu cuerpo
porque es inédito poema
sinfonía cambiante y hechicera
dulce obsesión, danza hipnótica y vital
agua, tierra, pan, hoguera
umbroso camino a la felicidad.

Qué bueno tu cuerpo
porque envuelvo tu alma
amante, infantil y atrevida
que al asomarse a tus ojos melancólicos y fijos
me habla sin palabras
y sin hablar siquiera le contesto "soy tuyo".



VIII.-Ave migratoria (14-4-87)
Encontrarte
fue una burla del destino
un siete en los dados
sin buscarte, casi sin querer
y de pronto allí estabas
trébol de cuatro hojas.
Conocerte
fue explorar un mundo nuevo
misterioso y sensual
dejando mi barca a la deriva
en tu agitado mar
embriagado por tu canto.
Comprenderte
fue querer entender tu acertijo
traducir tu lengua extraña
y hacer míos tus secretos
y cada uno de tus sueños
íntima revelación.
Retenerte
fue intentar atar el viento a mi ventana
encerrar el sol en mi alcoba
fue tratar de ser un niño
en tu paso por mi vida
ave migratoria.
Recordarte
fue dibujar tu rostro en mis pupilas
inseguras de creer reconocerte
entre multitudes anónimas
ahuyentando a medias la tristeza
de no verte más.
Extrañarte
fue imaginar tu cuerpo a oscuras
como un espejismo en el desierto
y comprender que a mi vida sólo fuiste
breve lluvia, brisa de la tarde
y dolor en cada adiós.

IX.-Solo (9-7-87)
Hace poco
alguien lloró por tí...

Ha pasado tanto ya
de tu partida
que me asombré,olvidaba
que desde ese día
el llanto no ha cesado
en mi alma
gritando en silencio
tu nombre
estrellándose contra muros
negros de ausencia
tiritando de frío mortal
de soledad, olvidada
que al marcharte
te llevaste la luz
de mi vida
la belleza y la bondad
la suavidad
es que desde entonces
nadie me ha querido
ni me querrá como tú.

En la noche oscura
cierro los ojos y recuerdo
mi cabeza en tu regazo
e invento desesperado
sentirte nuevamente
entonces me doy cuienta
que es sólo la almohada
y quiero llorar
y como otras veces
no puedo... no puedo
y este dolor ciego
se abre profundo
ahogándose dentro de mí
y lucho por ignorarlo
y me embriago
inútilmente de cosas
que no cambian
cada noche tan vacía.

Cada día muero
sin sentirlo
pues vivir
sin tí no es vida
ni hay color
en el paisaje
ni calor
en el hogar
ni una luz
en la tiniebla
ni señal
en el camino
ni alegría
en la llegada
ni consuelo
en el dolor
ni esperanza
en el futuro
ni razón
en la existencia.

Vagabundo
en este mundo
busco sin buscar
algo o alguien
que me llene
como si se pudiera
con un vaso de agua
un desierto
hacer florecer
es como tener que conformarse
con un puñado
de sal amarga
luego de haber saboreado
la miel.
He perdido
mi refugio
mi vela, mi timón,
mi puerto
y mi mar.

Hoy me queda
tu recuerdo...
qué dulces
esas tardes
qué luz
entu sonrisa
qué amables
tus palabras
qué mágicas
tus manos
¡Y te fuiste!
Estoy tan solo.
Y qué música
en tu voz
qué amor
en tu caricia
qué bueno
tu cariño
¡Y te fuiste!
Estoy tan solo
tan solo
sin tí.

La casa
me parece fría
y los días
cruel monotonía
de pesadas cadenas
me duele el alma
de extrañarte
me duele la vida
de no verte
ya más,
eras lo mejor
que yo tuviera
¡Y te fuiste!
Fue una fría mañana
silenciosamente
sin despedirte
dolió tanto entonces
que no comprendí
ni lloré
y pensé
"es mejor"
respiré profundo
y seguí existiendo
¡Estúpido!
Más me hubiera valido
llorar entonces
hasta la locura
que no vivir
en este eterno llanto
no de lágrimas
sino de vida
que gota agota
se derrama
cada día
que pasa
sin tí.

X.-Todavía (16-8-87)
Somos aves de paso
por la noche vacía
que no tenemos ruta
hacia la luz del día

que buscamos a oscuras
alguna compañía
luciendo falsas plumas
dando caricias frías

huyendo a la realidad
yendo tras fantasías
hasta acabar cansados
y ya casi sin vida

aceptando migajas
lanzadas a la orilla
víctimas de espejismos
de una cruel utopía

con nuestras alas rotas
y fingiendo alegría
cual si creyéramos que
existe todavía

somos aves de paso
por la noche vacía
huyendo a la realidad
y ya casi sin vida

pero no moriremos
lanzados a la orilla
pues sabemos que el amor
(aún para nosotros)
¡existe todavía!


XI.-Dos (19-9-87)
Somos el vuelo de dos aves al poniente
presurosas
por alcanzar el último y tibio
rayo del ocaso
antes que el silencio nos invada
y la noche despliegue su velo, que rasgaremos
al unirse nuestros cuerpos
fragor de dos océanos
erupción de dos volcanes.

Somos dos viajeros que cruzan sus caminos
solitarios
en un punto imaginario
del destino
somos dos versos, un poema
dos gotas de agua de rocío en la ventana
al encontrarse nuestras almas
fresca sombra de dos sauces
resplandor de dos luceros.

Somos dos libertades que se tocan sigilosas
cuidadosas
sin poseerse, ni anularse
sin competir siquiera
haciéndonos suave la existencia
y acogedoras las grises tardes de tormenta
cuando se unen nuestros cuerpos
y se encuentran nuestras almas
amor de nosotros dos.

XII.-Libertad condicional (14-12-87)
Con el mundo por cárcel
sin barrotes, camino
con la frente marcada
por un signo invisible
un delito sin nombre
que condena y humilla
¡Qué terrible designio!

Es dolor sin alivio
es un hambre insaciable
es un sueño que quema
es un velo prohibido
y por eso mis alas
hoy al suelo sujetas
liberarse quisieran.

¿Pero cuál es el precio?
¿Renunciar a mi sueño?
¿Ignorar lo que siento
en sus brazos, sus besos?
¿Olvidar su cariño,
nuestras manos unidas,
el calor de su cuerpo?

De verdad que no puedo,
de verdad, no lo quiero,
la sentencia prefiero
a arrancarme la vida
que sería lo mismo
que perder su cariño
y el calor de su cuerpo.

Oh Dios, si era pecado
esta clase de amor
¿Por qué lo has inventado
y con él me has marcado?
¿O es acaso el mundo
quien está equivocado
ciego juez y verdugo?

Mientras tanto yo sigo
cien caminos andando
mi verdad ocultando
(libertad condicional)
con el mundo por cárcel
con las alas atadas
¡Pero un sueño guardando!

XIII.- Compañeros (12-8-88)
Seamos como niños
espontáneos
sin temores ni complejos
descubriendo la belleza
en lo simple, en lo pequeño
en un beso o una caricia
en el seno de unos brazos
que reciben afectuosos
una muestra de cariño
que no espera recompensa.

Seamos como amantes
impetuosos
y olvidándonos del tiempo
del dolor y del vacío
construyamos un espacio
nuestros cuerpos las paredes
y en el centro nuestras almas
una casa ¡nuestra casa!
frágil templo, eterna torre
de caoba y terciopelo.

Seamos como amigos
generosos
alejando soledades
aliviando los cansancios
con sonrisas y silencios.

Seamos como somos
algo niños
siempre amigos, siempre amantes
compañeros en la vida
compañeros en los sueños.

XIV.-Vida (26-8-88)
Bendito el sueño de este niño
su reposo
Benditos los juguetes que en sus manos
cobran vida casa vez
Bendita su risa cristalina
su alegría
Benditos los nombres que sus labios
pronuncian con amor
Benditas las manos que acaricia
con ternura
Bendito su miedo por las noches
su llanto y su dolor
Benditos los pasos que lo guían
con firmeza
Bendito tu rostro sin mentiras
y su abrazo generoso
Benditas sus muchas soledades
y su espera
Benditos sus latidos, su tibieza
su respiración serena
Benditas sus preguntas y sus dudas
su certeza
Y bendito aquel adorno
que rompiera sin querer
Y bendita esta vida que con él
nació otra vez.

XV.- Después (27-8-88)
Hoy el sol volvió a salir
tras la insoportable noche
cuando todo terminó
(sueños destrozados)
y tocó mi piel desnuda
y me llenó con su calor.
Sí,
hay vida después de tí.

Y aunque sangre con tu ausencia
los recuerdos me traicionen
y las fuerzas me abandonen
(sueños destrozados)
ya yo me las ingeniaré
y podré sobrevivir.
Sí, hay vida después de tí.

XVI.- Nómadas (10-9-88)
Hora de la tarde
sol canicular.
Lenta
avanza la caravana
sedienta,
ansiosa,
sin rumbo fijo
buscando agua
(camas que son oasis)
agua
(camas que son espejismos)
agua
(oasis que se seca)
agua
(espejismos que sacían a medias,
de mentiras).

Ansioso
viniste a mi oasis
sin rumbo fijo,
perdido,
buscando agua,
bebiste un sorbo
y te fuiste.

Hora de la tarde.
Mi cama fue ayer un oasis.
Ya no.

Lento avanzo
sediento,
ansioso,
sin rumbo fijo
buscando agua,
bebo un sorbo
y me voy.

Avanzo
ansioso
y nuevamente
echo un sorbo
y me voy.

Ansioso
bebo un sorbo
y me voy.

Un sorbo
y me voy.

Y me voy
(Y cien veces
me voy)

XVIO.- Reposa (3-12-88)
En un cuerpo desnudo
que reposa dormido
no hay mentiras ni engaños
ni palabras vacías
ni apariencias, ni farsas
ni tampoco una historia
o un pasado que pese
ni temores que enturbien
la serena cadencia
de un pecho que late
con la paz de un pequeño
en su cuna primera.

En un cuerpo desnudo
que reposa dormido
solamente hay silencios
rara vez agitados
por un sueño lejano
que presagia una ausencia
y con ella el invierno
en la piel y en el alma
pero vuelve la calma
cuando un húmedo beso
las angustias aleja
y los suspiros acalla.

Y no es sino entonces
que entre sueño y consciencia
cuando el fuego no quema
y la entrega es completa
que ese cuerpo desnudo
que reposa dormido...

se convierte en tesoro
y siquiera un momento
este mundo torcido
nos parece perfecto
ya el mañana no importa
sólo hoy, sólo ahora.

XVIII.- Azul (15-1-89)
Creyendo que no existías
dejé de buscarte
pero ayer te soñé.
Era un mundo sombrío,
en guerra, confuso,
y allí estabas
en medio de todo,
hermoso.

El sueño fue largo,
no me acuerdo bien,
sólo sé que era feliz.

Y casi al final
al estar frente a ti, contemplándote
descubrí que te amaba
y sentí un miedo de muerte, de perderte
porque el amor nunca dura.

Pero luego te fuiste,
te tenías que ir,
y enloquecí de tristeza.

Imaginé tu camino
traté de recordar tu nombre
pregunté y nadie lo sabía
y tu rostro se me hizo confuso
y en dolor te amé aún más.

Entonces desperté
y ví que sólo era un sueño
pero en mi dolor te amé aún más.

En este mundo sombrío
en guerra y confuso
¿Existirás
en medio de todo,
hermoso?

Quisiera buscarte
pero siento un miedo de muerte de encontrarte y perderte
porque el amor nunca dura.
Por eso voy a soñarte esta noche
azul, intangible y hermoso
y voy a inventarte con mis manos
y voy a nombrarte sin palabras
y en dolor te amaré aún más.

XIX.- Exilio (31-1-89)
Me detengo en una esquina
veo a todos lados
y no sé a dónde echar a andar
para ir a tu encuentro.

Creo que ya te he visto,
tal vez ya te conozco,
pero ¿Cómo saber?
¿Cómo no equivocarme otra vez?

Si naciste para mí
¿por qué te escondes?
y si no
¿Por qué te presiento tan fuerte, tan viva?

Por las noches te sueño
y de día te busco
y en los cines y cafés
siempre guardo un lugar para ti.

Y tú, ¿Me sueñas? ¿Me buscas?
Y en los cines y cafés
y en tu casa y en tu cama
¿Guardas un lugar para mí?

Solo en mi habitación
apago las luces,
oigo música y pienso en ti.
¿Haces tú lo mismo?

Desde mi ventana
veo el vuelo de las aves y la aurora
y quisiera estar contigo
¿Sientes tú lo mismo?

Cuando llegue el invierno
¿Sufriremos de frío
soportando este exilio
pudiéndonos dar calor?

¿O nos atreveremos
a encontrarnos y a amarnos
como un par de alucinados
olvidando nuestros miedos?
Entonces, si me sueñas ¡Despierta!
si me buscas ¡Aquí estoy!
que en este invierno no habrá frío
ni en el alma ni en la piel.

XX.- Si (12-3-89)
Si por el frío que habremos de sufrir algún día
decidiéramos quedarnos sin piel
¿Quién gozaría entonces de la tibieza del sol tras el chubasco,
de una vieja manta, de un abrazo?

Si por las caídas que habremos de sufrir al caminar
nos dieran miedo los caminos
¿Por dónde iríamos a buscar la felicidad y la verdad,
un cuerpo amigo, un lugar?

Y si por temor al dolor de perder lo que aún no ha llegado
preferimos no conocer el amor
¿Cómo sabremos si en verdad hemos vivido
o si sólo transitamos hacia el fin?

XXI.- Hechizo (25-3-89)
Candente
implacable
eterno
la superficie de la tierra se agrieta
y los cauces de los ríos se secan
es imposible elevar la vista
es imposible ignorarlo
el aire es un bloque pesado
apenas respirable.
El sol
siempre el sol.

En la noche
se puede sentir su calor en las piedras
y en las grietas de la tierra.
Aunque esté oscuro
y el aire refresque,
él
no se resignará al olvido
su promesa de salir
se mantiene inexorable.
El sol
siempre el sol.

En la madrugada
sus primeros rayos
insinúan tibieza
mas pronto
esa aparente timidez
se convierte en prepotencia
y ya nada escapa a su dominio,
reina soberano
dando vida y dando muerte.
El sol
siempre el sol.

Conforta mi piel
mas luego la quema
y el gozo
se convierte en éxtasis
e hipnotizado
me entrego a una fiebre delirante
mi sudor se confunde con la arena seca
y permanezco así bajo su hechizo
hasta que una fresca lluvia me libera.
El sol
siempre el sol.

XXII.-. Una noche en la disco (25-4-89)
Se encienden las luces
comienza la música
la cerveza y el ron están listos.
Mientras tanto
en alguna casa
alguien sueña y se dice
“bueno, quizás esta noche”.

Va llegando la gente
y la pista vacía
se empieza a animar.
Mientras tanto
en alguna esquina
alguien sueña y se dice
“si tan sólo me viera”.

Al pasar las doce
no cabe un alma
todo es alegría y excitación.
Mientras tanto
en alguna banca
alguien sueña y se dice
“si tan sólo me atreviera”.

Con los oídos cerrados
y los miembros embotados
ya varios se comienzan a ir.
Mientras tanto
en algún pasillo
alguien sueña y se dice
“bueno, quizá no vino hoy”.

Se apagan las luces
se acaba la música
y uno, borracho, se cae.
Mientras tanto
en alguna calle
alguien sueña y se dice
“bueno, quizá el otro sábado”.

XXIII.- Volver (25-4-89)
Como las alas aman al aire
que les ha enseñado a volar
por cien espacios desconocidos
unidos
haciéndose uno solo
así
te amé aquella vez.

Desde entonces
sólo pienso en volver a cruzar
esos cien espacios ya conocidos
unidos
haciéndonos uno solo.
Ven
volemos otra vez.

XXIV.- Los amantes muertos (2-5-89)
Qué frías sus sienes
qué quietas sus manos
los ojos vacíos
y rígido el cuerpo.

El ávido nicho
apenas recuerda
el cálido lecho
hasta ayer compartido

y mientras lo cierran
con ladrillo y mezcla
el amante vivo
regresa a su lecho

que ahora es un nicho
de sábanas blancas
pues llora la ausencia
del amante muerto.

XXV .- Hora desierta (12-5-89)
Por qué nos afanamos
inútilmente
en tratar de materializar
con la mente y el deseo
lo que está hecho

de voces mudas
de manos ausentes
de rostros borrosos
de vidas ajenas
de risas lejanas
de promesas vanas
de vagos recuerdos
de sueños extraños
de llantos perennes
de tiempos sin rumbo
de horas desiertas
de gritos del alma
de muertes constantes

e ilusos
insistimos en bautizarlo
y le llamamos
amor

(te bautizo
amor
con agua de vida -la mía-
pero el agua se agota)

XXVI.- Fantasma (23-5-89)
Hoy te he visto
reflejado en una esquina del espejo
atravesar veloz mi habitación
como una luz apenas perceptible
como un viejo fantasma juguetón
que una vez más reconoce sus dominios
tantas veces tomados y dejados.

Sin embargo
a diferencia de otras veces
no te persigo torpemente por la casa
no me tropiezo ni caigo de rodillas
me quedo aquí, sentado y esperando
que tu reflejo por fin desaparezca
no de mi vista, sino del corazón.

Ya más tarde
te miro en el patio, jugueteando
con un plateado rayo de la luna
que sobre ti estalla en mil reflejos
y veo que me miras tú también
y sabes el efecto que provocas
y ríes y después desapareces.

Sin embargo
a diferencia de otras veces
no me entristece el ver que es imposible
alcanzarte, tenerte, conocerte,
ya tu juego se me ha hecho una costumbre
y si algún día te posas a mi lado
tal vez ya habré dejado de anhelarte.

XXVII.- Amanecer, anochecer (18-6-89)
Tengo que correr
antes que amanezca
antes que la claridad
prepotente y delatora
dé forma a las cosas
y las distinga
y aleje las tinieblas
y la confusión
y no queden entonces
sombras o dudas
ni más posibilidades
que la única posibilidad
absoluta
de la luz.

Por eso tengo que buscarme un escondite
por eso tengo que escapar a su dominio
por eso tengo que esperar a que anochezca
por eso
tengo que correr antes que amanezca.

(correr siempre
correr solo
dejar todo
sin pensar
sólo correr
correr
correr
correr)

XXVIII.-. Extraños (23-6-89)
No los apedreen
no los insulten
no los persigan
no los echen de sus ciudades y campos
son sólo unos extraños
de paso, extraviados,
lejos de su hogar.
Ayúdenlos a encontrar el camino de regreso.

HOGAR: lo que un día se dejó y a donde desde
Entonces se sueña con regresar.
HOGAR: espacio y tiempo en que se es feliz.
HOGAR: uno mismo.

No nos apedreemos
no nos insultemos
no nos persigamos
no nos echemos unos a otros de nuestras ciudades y campos
sólo somos extraños
de paso, extraviados,
lejos de nuestro hogar.
Ayudémonos a encontrar el camino de regreso.

HOGAR: ventana tras la cual se ve llover.
HOGAR: un cuerpo amado.
HOGAR: una quimera.

No me apedrees
no me insultes
no me persigas
no me eches de tu ciudad y de tus campos
soy sólo un extraño
de paso, extraviado,
lejos de mi hogar.
Ayúdame a encontrar el camino de regreso.

XXIX.- Victoria (29-7-89)
Todo lo que fuimos
lo que amamos y sentimos
está allí
en su lugar
como el día en que ocurrió
como el cuadro congelado de una película
que se ha visto por enésima vez
junto a millones de cuadros más
de otros tantos millones de películas
de otros tantos millones de personas
perfectamente superpuestos
de modo que al pasar de nuevo por ese lugar
lo que amamos algún día
la gente, la música,
el color, el sentimiento,
por un momento
recobra nuevamente el movimiento
y somos protagonistas como entonces
de esa película vista tantas veces
y así le prestamos al pasado
lo que nos había quitado para siempre
y cada vez
la escena se repite
quizás con una luz diferente
quizás muda a veces
pero la sensación no cambia
permanece

y es por eso
que mientras haya alguien que recuerde
todo aquello que algún día se amó
aunque haya muerto
persona o sentimiento
música o color
vivirá por siempre
la muerte ya no existe entonces
ésa es la victoria de la memoria.

XXX.- Amigos (19-9-89)
Al Centro Histórico de Guatemala
Inmensas catedrales
de bóvedas quebradas
columnas que se pierden en lo alto
arcos rotos
sin altares, sin adornos
ventanas sin vitrales
cúpulas truncadas
y pisos barridos por el viento
de los tiempos
santuarios
y al mismo tiempo cementerios.

Enmudezco en su presencia silenciosa y digna
reverente recorro sus pasillos
y en cada esquina oigo vagos ecos
de cientos de voces
de aquellos que en este lugar
prometieron, juraron y mintieron
amaron, rieron y lloraron
llegaron y se fueron
vivieron y murieron.

Amados templos
Que reciben mis pasos cansados
De tantos caminos solitarios
Que me abren sus puertas y me invitan
Quizás en un principio recelosos
Y me muestran su riqueza, su belleza
Su grandeza y su pobreza
Su silencio, su vacío
Su dolor
Permanezcan de pie, como hasta ahora
Donde empieza y termina
Mi camino
Sigan siendo como ahora
Mi sostén
Sigan siendo como ahora
Mis amigos.

XXXI.- Preguntas a una foto vieja (11-10-89)
Las palabras que dijimos
¿Dónde están?

Los anhelos incumplidos
¿A dónde van?

Lo que amamos y perdimos
¿Volverá?

Lo que nunca conocimos
¿Llegará?

Si lloramos o reímos
¿Importa ya?

Las heridas que sufrimos
¿Sangrarán?

Nuestros sueños y esperanzas
¿Dormirán?

Mas si nadie los despierta
¿Morirán?

Todo aquello en que creímos
¿Fue verdad?

Y si nos equivocamos
¿Quién sabrá?

XXXII.- Angel (16-10-89)
Ángel mío, de la noche, de anchas alas
de mis más locos sueños y deseos
escucha, es la angustia que te llama.
Atraviesa rápido las nubes
desciende, acércate a la tierra
y ya cerca, sobrevuela las ciudades
los barrios, los parques y las calles
escudriña los techos y terrazas
asómate a los patios y ventanas
recorre mi ruta solitaria
pero pronto por favor, que aquella vela
que encendiera ayer para guiarte
está ya cercana a consumirse
¿Vendrás a tiempo, ángel mío, a consolarme?

XXXIII.- El breve encuentro (19-10-89)
Al igual que en las pompas de jabón
de nuestros juegos infantiles
nuestra gloria radica en lo efímero;
el breve encuentro
casi sin palabras
animal, anónimo
dos cuerpos bañados en sudor
explorándose, poseyéndose
el extraño, por unas horas, dejando de serlo,
pasión, amor, odio, desesperación
haciéndose uno;
no hay lazos, no caben promesas
quizás la esperanza de un futuro encuentro
que se deja casi siempre a la muerte
esa misma que hoy ha unido
mañana, quién sabe.

Seguramente será otro extraño
otro cuerpo
otro sudor
y así
encuentro a encuentro
pompa a pompa de jabón
se va hilvanando la vida
se van pasando los años.

Nuestra gloria radica en lo efímero
en tomar de la vida lo poco
y hacer de eso poco un tesoro
y así, poco a poco
irnos llenando
de recuerdos, de sensaciones, de imágenes,
las que podamos invocar
en nuestras prolongadas soledades.

Y alguien se preguntará
¿Por qué entonces esa ansia?
¿Por qué buscar desesperadamente esos encuentros, uno tras otro?
Porque quizás ese otro sea el último.

XXXIV.- Dogma (5-3-91)
Nubes
desierto
piedras rotas
grietas, abismos
cielo gris plomo
tormenta
tempestad
imagen obsesiva de dolor: tú
(sobre todo
ante todo
a pesar de todo
tú)

Grieta en mi abismo
tempestad
dolor
tú.

Vacío en el vacío
ausencia
dolor
tú.

Tú.
Pronombre absurdo
metáfora
concepto
teoría
dogma
herejía
principio
y al final

(siempre y, a pesar de todo: tú)

XXXV.- Llanto (12-5-91)
Mi soledad es como un grito
deforme, angustiado
que emana de un rostro
de cataléptica expresión:
mandíbula desencajada
ojos desorbitados
pómulos hundidos
por donde corre una lágrima
un rostro que me niego a ver
mi rostro.

Es tan contundente y tan total
me aplasta con tal fuerza
que sólo viviendo fuera de la realidad
escapando
es como puedo ignorarla
y fingir que no existe
y creer que no existe
hasta que siento correr una lágrima
un llanto que me niego a llorar
mi llanto.

Amigo
tráeme un espejo
que hoy quiero llorar.

XXXVI.- Fiesta (23-12-91)
Sus ojos se encontraron.
Y de pronto todo.
Y de pronto nada.
Ya se habían visto antes.
Quizás recordaron
o quizás no.
Tal vez era la inseguridad de no saber
cómo, cuándo y dónde
o qué.
Luego hablaron
rieron, callaron y pensaron
¿Qué sintieron?
Quién sabe.
Posiblemente no vieron la oportunidad
de volver a empezar de cero, que tuvieron
bebieron, bailaron, se despidieron
y de pronto todo
y así, de pronto, nada.

XXXVII.- Delito (15-4-92)
A mi hermano Jorge
Por amar de la luna
su oculta faceta
por amar de la calle
el oscuro rincón
por amar los secretos
y los juegos prohibidos
y los besos profanos
y los sueños de amor

me juzgaste como a un criminal
como un perro, me humillaste
y sin querer entenderme
me condenaste.

Cerraste mis ojos
que quedaron sin luna
cerraste la calle
del oscuro rincón
revelaste el secreto
desterraste los juegos
destrozaste mis labios
¿Y los sueños de amor?

XXXVIII.- Belín Express (2-5-92)
1947.
Berlín en ruinas.
El payaso muere de un tiro en la espalda.
La rubia sabe algo.
La francesa lo ama.

El ruso.

Cielo limpio
caras largas
harapos cigarrillos
plazas vacías.

El ruso.

Luz y sombra
calles derruidas
bares atestados
escondites
secretos estaciones de tren.

Y el ruso.

XXXIX .- Calles (3-5-92)
Esos zapatos te quedan grandes
igual que tu vida.

Recorrés calles todas iguales
y de noche todas iguales
vagabundo siempre
siempre sin rumbo.

Frío
insultos
soledad
hambre.

Dicen que no tenés remedio
talvez sea cierto
pero ¿Cuál es realmente la diferencia
entre vos y nosotros, los demás?
Que vos perdiste la esperanza mucho antes
que vos te aferraste a un vicio mucho antes
por lo que empezaste a olvidar el dolor
mucho antes
y el frío
y los insultos
y la soledad
y el hambre.

Dicen que sos malo. No creo.
Simplemente, cuando te cerraron la puerta
la forzaste
cuando te negaron algo
lo arrebataste
simplemente dejaste de soñar
detrás de la vitrina
dejaste soñar con otra vida
y así te hiciste adulto
mucho
mucho antes.

A veces, cuando te veo, lloro
entonces me veo, y lloro
y es que simplemente perdiste la esperanza
mucho antes.

XL.- Paz (13-6-92)
Pasa una nube
cae una hoja
su manto a ella
apenas la cubre.

Cantan un ave
y una guitarra
desde la piedra
ella sonríe.

El viento mece
las altas ramas
ella, a lo lejos
soñar parece.

Las hojas caen
una tras otra
aquí, allá.

Caen más hojas.
Aparte de eso
todo es tan quieto.

Canta la piedra
sueñan las aves
sonríe el viento.

Ella me dice
“Cuando te mueras
aquí te espero”.

XLI.- Sarajevos (15-8-92)
Soldado,
el tren que esperas no pasará
estos rieles ya no llevan a ningún lado
no sabes acaso
que nadie ganó esta guerra
que tu hogar ya no existe
que el hoy ya no cuenta
sólo el mañana, quizás mañana.

Tus ojos fijos ¿Qué ven?
Tu cuerpo fatigado ¿Qué siente?
Tu, ahí, inmóvil
la línea divisoria
entre esa masa gris que es el cielo
y esa masa gris que es la tierra
convergencia de agobiantes absolutos
¿En qué piensas?

Regresa a tu país y olvida
empieza de nuevo, espera
cura tus heridas, perdona

mira hacia el cielo, sueña
con un mañana sin guerra.
La paz, quizás mañana.

XLII.- Beso (6-1-93)
No hay nada como ese hueco tibio
ese espacio
donde nos acurrucamos a veces
donde nos olvidamos del mundo
ese lugar de textura conocida
como un traje viejo
confortable, familiar, necesario
amable y bueno.

No hay nada como su luz tenue
su aroma a ropa limpia
ese espacio
lleno de música, de voces y de ecos
al que entramos al cerrar los ojos
y que cabe entre dos segundos
mitad sueño, mitad recuerdo
fugaz y eterno, dulce y feliz.

O tal vez sí haya algo
como ese espacio
y es el abrazo amante
y es el beso.

En húmedo letargo
labios que se rozan
labios que se unen
es el beso.

Dulce y feliz
amable y bueno.

El beso
tu beso.

XLIII.- El ángel exterminador (4-6-94)
Al V.I.H.
Negro y frío pájaro de la noche
ángel exterminador
que comienzas a hincar
tu afilado diente
en mi carne
sin tan sólo pudieras detenerte.

Pero ¿Cómo?
Si fui yo quien te invocó
en la noche, en tantas noches
si fui yo quien te esperaba
para calmar de una vez por todas
mi dolor, mi soledad.

Hoy que estás aquí
cerca de mí, silencioso, esperando
quisiera regresar el tiempo
desandar lo andado
volver a ese punto cero
desde donde partí en tu búsqueda.

Pero...es tarde.
Termina pues tu trabajo
extiende tus oscuras alas, cúbreme
y extrae hasta la última gota de vida
ésta que al fin cobró sentido por ti

XLIV.- El imperio de los sentidos (1-10-94)
Guatemala.

Es una noche de luna entre ruinas
amenizada por un concierto de grillos
por la lluvia cayendo en el patio
por la marcha solemne tras la procesión.

Huele a incienso en abril
a tierra mojada en mayo
a pólvora quemada en diciembre.

Mensaje que las yemas de los dedos intentan descifrar
en el áspero barro - ofrenda
en las tersas, multicolores telas - mariposas
en la dura piedra - dios.

Fría y clara como una noche de luna
cálida como el comal, como el horno
fresca como un paseo por la montaña brumosa.

Sabe a panela
a horchata, a ponche en navidad
a caimito, a chico, a pitahaya
y a agua de canela.

Del color de los barriletes, de las piñatas
de las alfombras de aserrín, de los cucuruchos
de la gente curtida bajo el sol, de los ocasos.

Sé que hay otra Guatemala, de color y de muerte.
Pero es que hoy escuché “noche de luna entre ruinas”
no pude evitar pensar en esta guatemala, la buena, la
de la infancia, la de las postales, la de mentiras; es-
perarndo que algún día, tal vez, sea la única que existe.

Guatemala feliz...

XLV.- Otro 15 de septiembre (20-6-95)
Soldadito de mentiras
muñequito de cartón
bufonada de oropel
pálida caricatura.

¿Qué te mueve a desfilar
imitando al asesino?
¿Patriotismo? ¿Vanidad?
O...¿Ni sabes por qué vas?

¿Crees tú que haces patria
somatando tu tambor?
¿Por qué invocas a la guerra?
¿O es que no anhelas la paz?

XLVI.- Sin límites (4-1-96)
Eclipse total en el desierto
halo lunar tras un vitral
ruinas perdidas en la bruma
viaje nocturno bajo el mar
visión fugaz de un unicornio
que tímido, se acerca aun manantial.

¿Ves?
tus sueños, como los míos
están hechos de lo mismo:
sombra, luz y todos los tonos intermedios
por eso soy capaz de comprenderte
totalmente, sin límites.

Se nubla la razón al primer beso
la espalda se arquea de placer
el pecho palpita, el vientre se hunde
se incendian las venas y la piel
la savia se esparce generosa
se atisba la entrada del edén.

¿Ves?
Tu cuerpo y mi cuerpo
están hechos de lo mismo:
sombra, luz y todos los tonos intemedios
por eso soy capaz de complacerte
totalmente, sin límites.

XLVII.- Ayer y hoy (8-12-96)
Para el amor de mi vida, a quien encontré por el camino de la Poesía

I - Ayer

Porque temo volar
hacia el cielo ámbar
de tus ojos
amorosos
y suspendido en lo alto
ver el mundo girar
con sus absurdas y necias pequeñeces
con su amargura, su ignorancia, su idiotez
y envuelto en tu aliento
que es tu vida
dejar atrás el frío, el olvido y el dolor,
elevarme sin tropiezos, suavemente,
como un globo dejado en libertad
feliz
sintiéndome atraído por tu fuerza,
sin dudas, sin cadenas,
para así cruzar a otro cielo,
a otra galaxia, a un universo
de luz, de magia, de esplendor...

II - Hoy

Hoy que veo el cielo ámbar de tus ojos
grabado en el fondo de mi mente
descubro que ya no hay temor
amor.

XLVIII.- Cerrojo (8-12-96)
Tu puerta la busqué
en tantas calles,
y tú eras la llave
que abría mi cerrojo.

Creíste en mí
hiciste de mi casa tu remanso
hiciste de mi vida tu tesoro
y todo se llenó de ti.

Hiciste de mi senda
tu camino
hiciste del vacío
tanto amor.

Quisiera que mis ojos fueran nuevos
(Pero sólo tengo éstos que lo han visto todo)
Quisiera todo el tiempo del mundo
(Pero sólo tengo esta vida que acabaría sin ti)

Vistas: 78

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji