La Ruleta Rusa - Capitulo III "Conociendote"

Capítulo III

Conociéndote

 

Quería creer que fuera producto de mi imaginación lo que estaba viendo, y si era así, mañana me aseguraría de ir a ver a un psiquiatra, claro si es que salía de esta. Una silueta a la cual todavía no encontraba forma, estaba oliendo y destruyendo todo a su paso en mi habitación, y continúo con su labor hasta que se percató de mi presencia y se posiciono encima de mí. Pude distinguirla como un ¿Lobo?  Un gigantesco y enorme lobo entonces, no sabía muy bien lo que era, solo que estaba rabioso y babeando, rugiendo encima de mi cuerpo.

Reprimí un grito en mi garganta, iba a morir… En ese instante se me vino toda la vida a mi mente; era una chica insociablemente traumada por un padre borracho y bueno para nada, pero eso no quería decir que no apreciara mi vida.

Lo pensé de nuevo, quizás y hasta sería lo mejor, después de todo ¿Quién me extrañaría a parte de su madre y Sara? Pensé en Samuel, apenas lo conocía y parecía ser buena persona pero no creía que la extrañara de todas formas. Cerré los ojos e inconscientemente me escabullí por debajo de aquella bestia y sin saber por qué; empecé a correr con una habilidad que no reconocía como mía.

– Tanto correr por las mañanas supongo que si me puso en forma realmente – pensé

Salte por la ventana de mi habitación, y di gracias a Dios que mi casa no tuviera un segundo piso más alto, caí rodando al suelo con el pensamiento de que si moriría, lo haría en un lugar donde no pusiera en peligro la vida de mi madre por si la bestia quedaba con hambre, después de acabar conmigo.

- Moriré sola, como siempre había estado – pensé.

Seguí corriendo con la bestia persiguiéndome, todavía no acababa de entender como yo, una simple humana, pudiera superar la velocidad de una bestia, supuse que sería la tensión y la adrenalina del miedo a morir la que despertaba eso.

Hui hasta que mis piernas me lo permitieron, llegue a un terreno lo suficientemente alejado de la ciudad para no hacer alboroto; si lo sé, soy la única que piensa en eso en el momento de su muerte; que puedo decir soy únicamente rara. En  aquel terreno y sin fuerzas caí al suelo y espere a sentir los colmillos de la bestia enterrándose en mi cuerpo y arrancándome la piel.

Me hice un ovillo en el suelo, al escuchar el gruñido de mi depredador; con la respiración agitada cada vez más al escuchar que se acercaba, lento y despacio al sentirse victorioso sobre su presa, sentí como me olía; no podía abrir los ojos, no quería hacerlo. Este momento en cierta forma me hizo recordar a mi padre, era el mismo temor el que sentía cuando él me acosaba. Por un segundo ignore a la bestia frente a mí que se empeñaba en oler cada parte de mi cuerpo, y fije mi mirada en la luna en aquel cielo oscuro. – Por lo menos serás lo último que veré, querida luna – pensé.

Y de nuevo cerré los ojos para esperar el momento de mi sufrimiento. Pero ese momento nunca llego pues un sonido distinto al de mi depredador proveniente de los arboles alrededor me distrajo, me concentre en eso con la poca cordura que me quedaba; un gruñido muy fuerte, genial la bestia de seguro había llamado algún amigo para compartir su cena, que considerado, y que afortunada me sentía.

Salieron fuerzas que no sé de donde saque, pero aquello “De compartir su cena” me puso furiosa, y con rabia me levante del piso, ignorando a la rabiosa y babeante bestia que estaba sobre mí, con este único pensamiento en mente.

– No moriré sin luchar –

Así tome la primera cosa que pensé que me sería útil para defenderme, una roca, y antes de tirarla y empezar lo que creía como mí última pelea, presencie, como el que fue mi depredador paso a ser víctima de una segunda bestia, este último de pelaje blanco y con un aspecto muy distinto al del primero; ni podría llamarse lobo, era más bien algo parecido a un León pero totalmente blanco.

Observe como empujo con rabia y desafío a su contrincante hasta tirarlo al suelo. El lobo, al darse cuenta de que estaba siendo atacado, rápidamente se defendió, y fue cuando comenzó esa pelea agresiva entre esos dos valores opuestos, o por lo menos así lo veía, “Blanco y negro”.

El león atacaba sin ninguna piedad, como si fuera lo único que moviera su vida animal; y entonces entendí, seguramente al finalizar con su oponente, yo sería su premio.  

– Otra vez pase a ser la víctima, ¡Genial! –

Pero esta vez estaba preparada para dar la pelea, correr no me serviría de nada, sea hoy o mañana esa bestia me encontraría para acabar lo que había empezado. Fue estúpido ser tan cobarde antes, y haberme echado a morir sin pelear.

Después de una saga de mordiscos, embestidas, gruñidos y mucha baba salió el vencedor, el león, quien defendió su título como “Rey de la selva”, y que como premio de consolación traía en su hocico la cabeza del ya decapitado lobo negro.

Observe los ojos del vencedor, un color conocido pero con mucha más intensidad y fuerza – dorado-violeta -, pensé en Samuel.

-   ¡Imposible! – Grite.

Me puse en guardia  tirándole la piedra que todavía cargaba en manos, ante mi acto él retrocedió y corrió hacia unos árboles, pensé que había huido. Segundos más tardes y al comprobarme únicamente con el cadáver del lobo negro, suspire un poco más tranquila, y a decir verdad me sentí poderosa, es decir ¿Quién se iba a imaginar que, yo Daniela Stewart, iba a sobrevivir solo con ciertos rasguños al ataque de 2 bestias furiosas? ¡Y aun mejor, que haría huir a uno de ellos! Una sonrisa de autosatisfacción apareció en mi rosto.

– Soy mi propia héroe – pronuncie victoriosa.

Mi autoestima realmente había subido en esos cinco minutos de gloria, que solo fueron eso, cinco minutos. Un ruido proveniente de los arboles por donde había visto huir al león blanco, me puso en guardia nuevamente.

– Regreso por su cena – pensé. – ¡Genial, soy la única persona que después de un susto como ese se queda parada pensando en cosas para subir su autoestima, en vez de salir corriendo! –

Vi aparecer entre los arboles a lo que distinguí como una mancha blanca, pero mucho más pequeña de lo que recordaba al dichoso lobo. – Aparte de un psiquiatra necesitare ir al optometrista – No termine de pensar cuando vi frente a mí, lo menos que esperaba.

-   ¿Sa-Samuel? ¡¿Qué demonios haces tú aquí?! – No entendía nada.

-   ¡Hey chica piedra, pudiste haberme lastimado! ¿Sabes? – dijo sobándose la mejilla - ¿Así agradeces que te haya salvado de aquel monstruo? ¡Kef! – se quejó.

Le mire atónita, y me di cuenta que tenía varios raspones en su cara, la piel de sus mejillas estaba un poco abierta. Pero inconscientemente retrocedí, asustada de lo que estaba pasando, observé su cuerpo herido y sus ropas rasgadas; aunque ahora podía entender como se había hecho aquellas heridas del hospital.

Su torso dejaba al descubierto su buena formación física, y hasta ahora me daba cuenta de eso, a pesar de mi miedo me sonroje un poco, y fue cuando me percate de la mirada extrañada de él. Mi cabeza hasta ahora caía en la realidad, apenas y podía asimilarlo,

Samuel tenía el cabello igual que el pelaje de aquel león blanco, eso estaba comprobado, y mirando sus ojos también los podía comparar con los de aquel animal. Tenía la mayor parte de su camisa rota casi desecha y solo cargaba un pantalón a medias todo rasgado, su cabello despelucado, y sus manos con uñas en forma de garras.

Hasta ahora unía los cabos sueltos.

-   ¡TU! ¡Er-ras tú! – dije señalándolo y no pudiendo creer lo que yo pensaba que era la realidad, imaginándome que por eso él quiso conocerme desde un primero momento ¡Claro, Me engatusaría para luego degustarse de alguna cena conocida!

Ante este pensamiento, inmediatamente di la vuelta para empezar a correr pero, no paso un segundo cuando él ya estaba frente a mí de nuevo, su velocidad traspasaba por mucho la mía. Mi mente mientras tanto formaba miles de preguntas al mismo tiempo que estaba realmente asustada.

-   ¡Espera, no te puedes ir! – dijo con un tono de amargura – No debes temerme, debería de ser al revés ¿Qué no acabas de ver que te salve?

-   ¿Qué demonios eres, un león, humano o qué? Y ¿Por qué TÚ me tendrías miedo a MÍ? Una humana insignificante para tus colmillos y garras… - Empecé a exasperarme, realmente me molestaba el no entender nada de esto.

-   Es una larga historia – de nuevo la amargura y tristeza se presentó en su cara. Quería entender que era lo que él quería decir, quería saber por qué aquella bestia me encontró justamente a mí.

- Mi condenada suerte quizás –  pensé, pero le haría responder todas y cada una de sus preguntas, si eso haría.

-   ¡No tienes por qué temer, de verdad! Pero no puedo explicar más que no te puedes separar de mí después de lo que acabas de ver. Mientras menos sepas, es mejor. – él hablaba y yo apenas y podía seguir sus palabras.

Cuando entendí a lo que se refería, realmente me puse furiosa.

-   ¿No me puedo separar de ti? ¡Ja, MI-RA-ME! – casi le escupí la palabra, di de nuevo la vuelta para correr, pero para mi sorpresa él estaba de nuevo frente a mí.

-   ¡Espera, espera! ¡Ahhh me impacientas! Te explico, desde que has visto lo que has visto, No te puedes separar de mí, porque Corres Peligro ¿Lo entiendes?

-   ¡No no entiendo NADA! – Suspire, quizás pudiera conseguir algo con todo esto – pero está bien, solo con una condición.

-   A ver – dijo un poco más calmado.

-   A menos que respondas TODAS y cada una de mis preguntas, no me iré de tu lado, de lo contrario hasta yo misma me pondré en peligro – Mostrando una necia decisión, una mentirilla blanca quizás ayudara.

-   ¡Eres exasperante! – dijo cansado

-   Eso no me importa, solo quiero quitar de mi cabeza todas las dudas revueltas que tengo – le grite con las manos en la cabeza.

-   La curiosidad mato al gato ¿Sabes? –

-   Tampoco me importa… ¿Me dirás o no?

-   No – dijo decidido.

-   Me voy - y empecé a correr quizás esta vez pudiera escapar de él, pero como era de esperarse no tuve suerte, solo que esta vez fue un poco más agresivo.

Lo segundo que vi después de eso, fue como Samuel en un intento de retenerme caía sobre mí, y tirándome al suelo. Como una especie de reto sentí su respiración en mi cara y al abrir los ojos  vi sus poderosos orbes mirándome con mucha fuerza. Podía hasta sentir su corazón, por la cercanía, causa que atrajo un fuerte sonrojo a mi cara, y como siempre de perceptivo se dio cuenta de esto.

-   ¿En qué piensas, chica pervertida?

-   ¡Na-Nada, nada! – dije nerviosa y volteando mi cara en dirección contraria. – Quítate de encima ¿Quieres? – Al parecer la posición de mi cara le dio ventaja, pues se acercó a mi oído y con ese contacto mi piel se erizo.

-   ¿Qué harás si no quiero hacerlo? – Dijo en tono seductor.

A este punto yo estaba por convulsionar. Hasta que le escuche reír fuertemente, y  por fin me sentí libre de su peso sobre mí, suspire aliviada.

-   Que nena tan penosa – aún estaba riendo – Es muy fácil jugar contigo ¿Sabes? – estaba sentado al lado de mi sosteniendo sus rodillas con sus brazos, fruncí el ceño y yo también me incorpore a sentarme frente a él.

-   Ese no es el punto, tengo dudas y tu mi querido amigo me las vas a aclarar, así tenga que torturarte para conseguirlo – Debería a aprender a no ser tan curiosa.

-   ¿Un tanto violenta no crees?

-   ¡Kef, Respóndeme demonios!

Suspiro, y se puso más serio, lo vi pensar con su mano en el mentón por unos segundos durante los que vi varias veces ese tono de amargura y eso no me gustaba, me molestaba verlo así.

-   Está bien, te lo diré todo – me emocioné e iba a agradecerle, pero me interrumpió – Pero… No ahora… Cuando estés lista te lo diré, lo prometo. Cuanto tu poder despierte, te diré todo – dijo más para sí mismo y mirando al cielo, yo lo imite a mirar a mi querida luna. No me sentía del todo satisfecha pero algo es algo ¿No?

-    ¿Cuándo sabré si estoy lista?

-   Simplemente lo sabrás, pero mientras eso pase no te puedes separar de mi – volvió su mirada a mis ojos - ¿De acuerdo?

-   ¿Pero por qué, que peligro corro?

-   Ahora tanto tu vida, como la de los que amas están en peligro, y es mi deber protegerlos, con mi vida si es necesario.

-   ¿Por qué es tu deber? – pregunte nuevamente.

-   Por tu poder… Ya no puedo decirte nada más, entonces ¿Tenemos un trato? No te puedes separar de mí.

-   Mi poder – estaba tan concentrada en mis pensamientos que ignore sus palabras, inconscientemente me lleve una de las manos al pecho - ¿Qué poder?

-   Ya no diré más, ¿Tenemos un trato? – pregunto de nuevo, esta vez extendiendo una de sus manos para sellar el dichoso trato. ¿A qué se refería? Estaba tan confundida que pensaba que me volvería loca.

-   Está bien – dije suspirando, y tomando su mano.

Después de esto y aun con mi mano agarrada, se levantó y ágilmente me elevo del suelo a mí también, subiéndome a su espalda como si fuera un costal de papas.

-   ¡Bájame! – grite

-   No – y empezó a correr muy rápido – Iremos directo a tu casa.

-   ¿Y no es mejor usar tu carro? Como la gente normal…

-   ¿Recuerdas que tú no eres normal? – Cierto, había olvidado ese pequeño detalle – Además, ¿Qué no recuerdas las fachas en las que vine?

-   Ohh – dije tratando de respirar con tanto brincoteo, y acostumbrándome un poco más a él, me relaje un poco más.

Vistas: 66

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL


ESCRITOR RECONOCIDO
Comentario de Federico Landaeta el agosto 29, 2011 a las 5:32pm

 

M  A  R  A  V  I  L  O  S  O... L  I  N  D  A

continúo disfrutando de esta aventura de hombres lobo... digo, hombre LEON...

yo tambien tengo unas 5 paginas de atraso, pero hoy me lei dos capitulos

CON GRAN PLACER

 

Bendiciones incesantes

 


ESCRITORA DISTINGUIDA
Comentario de Iris del V. Ponce P. el agosto 28, 2011 a las 6:14pm

Linda corazón, tengo como 450 mensajes sin leer, pero me he deleitado con estas entregas, de un sólo tajo los tres capítulos para no perder pisada.

Cada vez más la trama se vuelve peluda vale!!

En un principio pensé: en cualquier momento va a despertar y será solo un sueño, pero nooooo!! la cosa no se fue por allí, se puso más enrollada y ahora resulta que la niña tiene poderes y el platinado se transforma en león , o sea, resultará una Súper héroe como los poderes de los gemelos fantásticos... jejeje yo vi mucha comiquita!!!

Bueno, ya no voy a aventurarme más para saber que sucede, pero no me equivoqué, el chico platinado si tuvo que ver con la sangre en tu ventana, no en tu escalera como dije en un principio.

Saludos y a esperar otra vez.

Comentario de Linda Jimenez el agosto 28, 2011 a las 5:04pm
Un nuevo capitulo, con mas descubrimientos ¿Cual sera ese poder? y ¿Desde cuando los hombres se convierten en leones? Lo sabremos mas adelante...  

Espero que disfruten leyendolo tanto como yo escribiendolo, cualquier critica, pregunta o halago siempre sera bien recibida.

Se que son largos los capitulos, pero ¿que puedo decir? me gusta leer novelas largas Disculpen por eso...

Linda Jimenez

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji