La Ruleta Rusa - Capitulo VIII "Descubrimiento Inesperado"

Capítulo VIII

Descubrimiento Inesperado

 

Volando entre mis pensamientos y mi trabajo, el día culmino muy tranquilo al llegar a casa, no quise ir nuevamente a la universidad, no hice más que tocar la cama para caer profundamente dormida.

Me sobresalto el sonido de los rabiosos truenos, estaba lloviendo, mire la hora – 6:30am – iba tarde para completar, me bañe con aquella agua helada de la ducha y me vestí  rápidamente, agarre el único impermeable que había en la casa esperando que al despertar mi madre no estuviese lloviendo para que ella pudiera salir a su trabajo, y así salí corriendo esforzando al máximo la fuerza de mis piernas para llegar al hospital; las personas comúnmente en estos caso tomarían un taxi, pero dado el caso de que nada era “común” en mi vida y por supuesto la falta del valioso dinero, tenía que correr bajo una estruendosa tormenta cuadras abajo para llegar a mi trabajo.

Al llegar agitada, me quite de encima el frio y ahora mojado impermeable que me cubría, fui a la oficina a ponerme a trabajar y así poder despejar esa adrenalina acumulada.

Pronto llego  la noche y me encontraba en clase de Histología, últimamente estaba muy desligada de  mis clases y en realidad me aburría un poco, pues ya eran cosas que había visto en el hospital por lo que nunca prestaba tanta atención; mire la hora - 9:00pm – y suspire, aún quedaba una larga hora de clase. Empecé a recordar lo que Samuel me había dicho el día anterior, a quien por cierto no había visto en todo el día, ¡vaya! Pero que estupendo trabajador era, segundo día en el trabajo y ya estaba faltando; en cuanto lo viera esa noche se lo reprocharía, debería ser más responsable; entonces recordé que él hablo de un entrenamiento, me preguntaba de qué trataría, según lo había prometido Samuel iba a despertar mi poder, suspire no quería pensar como lo había hecho una y otra vez en los últimos días, ciertamente pensar me iba a empezar a producir dolor de cabeza ¡Rayos! Odiaba los secretos, y más si yo tenía que ver con ellos.

Abrí los ojos, que hasta ahora mantenía cerrados, mi cabeza descansaba en una de mis manos que apoyaba contra la mesa y fije mi mirada en una de las estudiantes, que estaba 2 filas debajo de la mía. Era rubia y pálida y según su mirada, estaba más concentrada en el techo que en la clase; fue cuando se me ocurrió una idea.

Respire hondamente y cerré los ojos nuevamente, me coloque en posición de descanso y empecé a recordar las indicaciones que me había dado Samuel cuando intente entrar en sus pensamientos. Escuche al profesor, a quien podía hasta determinar a cuantos metros se mantenía lejos de mí; los murmullos de los estudiantes, el sonido de los lápices escribiendo quien sabe qué cosa, hasta que pude sentir un sonido proveniente de aquella chica, quería lograr escuchar sus pensamientos.

Me concentre en ese sonidito que hacía con la boca, era como un “chistido” y por fin pude vislumbrar un pequeñísimo pensamiento:

– Debo ser muy cuidadosa escapándome esta noche de mi casa, nadie debe saber que estaré con mi novio; ¡Que emoción! Por fin mi novio se decidió a hacer un trio… y debo hacerlo antes de que él se arrepienta, además mi compañera no se debe enterar de eso porque… – eran sus pensamientos, vaya vaya uno ni se imagina con qué tipo de personas estudia, salí de mi meditación al darme cuenta que no quería saber más de aquella situación. Estaba algo cansada, al parecer eso de estar “buscando” en las mentes y corazones de las demás personas, si agotaba mis fuerzas. Y me quede tranquila, hasta que a mis oídos llego el dulce sonido del timbre que daba por finalizada la clase, al salir de mi salón de clases, lo vi recostado en la pared de frente a la puerta, con brazos en los bolsillos y los ojos cerrados.

Cuando se percató de mi presencia, sus miradas y sonrisas muy características invadieron su cara.

¿Por qué tiene que ser tan condenadamente irresistible? Debe ser algo que tenga que ver con el hecho de ser hombre - león – e                  inconscientemente me mordí el labio inferior, y para distraerme de mi ensoñamiento, fingí ver la hora y concentrarme en ella – 10:00pm – marcaba el reloj, al estar frente a él y sin saludos escuche su voz.

-   Tenemos una cita, espero no la hayas olvidado.

-   No soy tan irresponsable como otros, te van a echar si sigues faltando al hospital – vi como hacia un gesto de desdén con su mano para que me callara.

-   Sígueme – y sin dejar que respondiese como era su costumbre me halo de la mano y me llevo a un pasillo despejado, para ponerse en posición dándome indicios que me subiera a su espalda.

-   ¿Y tú auto?

-   Deja la inmadurez y sube de una vez - ¡Vaya! Estaba enfadado. – Es hora de que conozcas varias cosas más.

Obedecí inconscientemente y vi como llegaba rápidamente al mismo sitio, donde días atrás habría pensado que ese sería el lugar de mi muerte. Era extraño encontrar este tipo de campos abiertos y sin público en una ciudad como California.

-   Bien empecemos – fue  el primero en hablar al ver alejarse de mi como a unos 3 o 4 metros – Primero debemos seguir fortaleciendo eso que sentiste en tu habitación, ese sexto sentido como tú lo llamarías, cuando en realidad forma parte de tu poder.

-   ¡Ya calenté! - Dije en forma de broma – Alguien pasara una divertida noche hoy, jeje – Recordé aquel sucio pensamiento de la chica, vi como Samuel negaba en signo de reprobación, y me sentí como niña chiquita regañada por sus padres.

-   ¡Te he dicho que no es bueno buscar sin permiso o cuando no es necesario! Pero en fin, esta habilidad no solo te permite para saber cuáles son los pensamientos, recuerdos o sentimientos de una persona, cuando tengas bien entrenado ese poder podrás sentir fácilmente las intenciones de los que te rodean.

-   ¡Pregunta! – levante mi mano - ¿Por qué me siento tan cansada después de usar “eso”? - No sabía cuál era el nombre adecuado de esa habilidad.

-   Se llama “Interpretación” me corrigió, y es porque utilizas tanto tu fuerza espiritual como la vital, por eso niña debes usarlo cuando es necesario – mirándome con esa mirada reprendedora. – aunque esta fuerza utilizada es recompensada al descansar o al purificarte.

-   ¿Purificarme? – Asintió – No entiendo.

-   Ya lo harás más adelante; bien ¡Comencemos! Recuerda todo lo que te dije en tu habitación, tu objetivo será aumentar el alcance de esa habilidad, esa noche pudiste escuchar o sentir claramente porque estábamos en un contacto físico, pero a falta de cercanía mayor será tu esfuerzo vital y mayor será tu cansancio ¿Entiendes?.

Mientras aun procesaba la cantidad de información proporcionada, asentí al entender su punto.

-   ¿Y como logro aumentar su alcance?

-   La práctica hace al maestro, mientras más lo practiques, con quien sea menos conmigo – Enfatizo – más te acostumbraras a controlarlo.

-   Entiendo, ¿Es como en una cirugía no, Cuando la primera vez te tiembla el pulso, mientras más practiques controlas ese pulso?

-   Exactamente, ahora haremos una prueba distinta, tendrás que llegar a donde estaré yo, con una venda en tus ojos; no me mantendré en el mismo lugar pues tienes que dejarte guiar por tu instinto de interpretación.

-   Pero…

-   Pero nada, concéntrate.

-   No estoy segura de esto – dije resignada.

-   ¿Confías en mí? – Dijo acercándoseme con la venda en mano, y con aquella mirada.

-   A pesar de que te conozco hace unos cuantos días, y por extraño que me parezca no puedo evitar confiar en ti.

-   Con eso basta, recuerda lo que te he dicho, y déjate llevar por tu instinto, desde el momento en que te ponga la venda no escucharas mi voz.

-   Está bien – rápidamente apareció detrás de mí y tapo mis ojos, y de pronto apareció ese miedo a fallar.

Entonces empecé a caminar guiándome por la última imagen que tuvieron mis ojos, pero no di 5 pasos cuando tropecé con una roca que lastimo un poco mi pie. Me levante de nuevo e hice el mismo proceso de antes, logrando esquivar la primera roca y mi satisfacción no duro tanto al tropezarme con un árbol – ¡Dolió! – chille, y escuche un quejido de parte de Samuel.

-   No, no, no… Deja de memorizar, no te guíes por tu mente, sino por tu instinto.

-   ¡Es ilógico!

-   Es más lógico que tú misma, niña por eso no lo podrás entender hasta que pares de pensar.

-   Es imposible para mi dejar de pensar…

-   Pues entonces te quedaras siempre con la curiosidad de saber una verdad que no vas a entender; a parte que me esclavizas a protegerte siempre de esos secreto, ya que tú no podrás hacerlo. – Dijo con un tono de resignación, agresivamente se acercó y me quito la venda de los ojos.

-   ¡Auch! – dije sobando mis sienes adoloridas por su gesto. - ¡Ja! ¿Sabes qué? Te puedes largar cuando quieras, siempre he estado sola, por lo que no te necesito ni a ti ni a nadie para cuidarme; lo he hecho lo bastante bien por los últimos 21años ¿No crees? – más que su gesto me habían dolido sus palabras, no quería estar conmigo, era obvio.

-   Hay demasiadas cosas que desconoces de tu vida – lo vi cerrar sus ojos y suspirar, al abrirlos me miro con decisión – Debo decirte que no es la primera vez que estoy contigo.

-   ¿Cómo? – No comprendía a que se refería.

-   Desde siembre, desde que eras una bebe he estado a tu lado, a distancia y protegiéndote porque no estabas preparada para saber la verdad, y todo se adelantó cuando ellos se enteraron que uno de los tuyos estaba por despertar. – Ok no entendí casi nada de lo que dijo, pues mi mente se había detenido en la parte “Desde siempre desde que eras una bebe he estado a tu lado, a distancia y protegiéndote”, tenía los ojos muy abiertos por la sorpresa.

“Desde siempre”, ¿Se refería siempre, siempre; Es decir desde mis enfermedades más asquerosas y repugnantes hasta las que no tanto, desde ir al baño hasta dormir? Con esto en la mente empecé a hiperventilar,  literalmente me moriría de la vergüenza, aunque ahora podía entender por qué desde que lo conocí me sentí tan a gusto y familiar con él.

¿Cómo demonios nunca antes me di cuenta que otra persona siempre me estuvo observando? Condenado despiste el mío, esta vez me dio un golpe demasiado inesperado para mi gusto, y casi inconscientemente hable.

-   ¿Desde cuándo me vigilas? – Mi voz temblaba al recuerdo de algo que no quería aceptar.

-   Desde que eras una bebe – Dijo con sus ojos cerrados.

-   ¿Siempre, siempre? – Estaba a punto de soltarme a llorar al ver mis cavilaciones aceptadas, y apareció ese recuerdo reprimido: Mi padre, un sótano y mucha oscuridad… Mis piernas fallaron en sus fuerzas, y caí de rodillas al suelo.

-   ¿Y por qué estabas vigilándome? – Dije con desafío

-   Debía cuidarte – Respondió resignado.

-   ¿Cuidarme? – Había demasiado resentimiento en mi voz, tanto como para hacer cortar mis palabras.

-   Si – Dijo muy seguro de sí mismo.

-   Déjame decirte que con guardias como tú – Limpie una lagrima escurridiza de mi cara, y me levante del suelo mirándolo con decisión – Para qué querer ladrones – Estaba decidido ya no confiaba más en él.

Creo que esto de no ser común, se estaba volviendo muy literal, hasta en el hecho de que tu supuesto “Guardián”, aparte de Usurpar sin permiso en toda tu vida, dejaba que sucediera miles de veces el sucedo que marco tu personalidad, de mala forma debía aceptar; que esa persona que te cuidaba se hubiera quedado mirando simplemente cuando tu gritabas de miedo, de terror y llorabas sin parar, él no tenía corazón.

Odiaba a mi padre por lo que me hizo, pero ahora lo odiaba más a él porque permitió que sucediera; lo vi suspirar y fui poseída por la rabia, él era lo bastante perceptivo como para darse cuenta de mi enojo, suspiro nuevamente y se acercó hasta quedar a unos 20 centímetros de mí; yo tenía el ceño fruncido y al notar su cercanía me aleje instantáneamente, pero sin efecto pues fui detenida por el brazo, a lo cual mi única reacción fue un grandioso golpe en su cara (Puff, se escuchó) al cual él apenas se inmuto ¡Condenado hombre-león! La pequeña marca de mi puño en su mejilla había desaparecido un segundo atrás, y yo aún estaba retenida por él, no podía escapar.

-   Escúchame si quiera – Me ordeno

La parte lucida de mi rabiosa personalidad se intimido ante su voz de mando, pero esto fue nublado por la rabia nuevamente, y el resultado fue un nuevo golpe, esta vez en el abdomen, lo escuche gruñir; yo mientras tenía mi cabeza agachada y mi vista nublada por las lágrimas, que a pesar de mis órdenes no paraban de salir.

-   ¡¿Por qué?! – Al fin alce mi rostro a verle - ¡¿Por qué no lo detuviste?! – Dije con la voz entrecortada y gritando, golpeándolo con todas mis fuerzas en el pecho.

Me tomo de los brazos y me halo hacia él, lo único de lo que fui consiente después fue de sentir como me abrazaba y acariciaba mi cabeza, mientras yo lloraba sin parar.

-   Tranquila – me decía – Todo va a estar bien ahora – se mantuvo en silencio supongo que esperando a que me calmara, aguantando mis insultos, reproches y todos mis golpes, cuando intentaba escaparme de su abrazo él me apretaba más.

Después de bastante rato cuando mi llanto se calmó, mi alma se sentía un poco libre de haber descargado todo ese dolor que yo misma me bloqueaba a sentir; me di cuenta que había empapado y arrugado toda la camisa de Samuel, quien aún entonces me abrazaba.

-   Perdón – Dijo con la voz más amarga que haya podido escucharle nunca – Perdóname Daniela, ¡Daría mi vida para devolver el tiempo y romper esas estúpidas reglas que me impedían intervenir en tu vida! ¡Me maldigo a mí mismo por haber sido tan cobarde! – Sentí como presionaba aún más el abrazo  - Daria lo que fuera porque no hubieras vivido todo eso…

-   ¿A qué reglas te refieres? – Solté su abrazo, dándole a entender que no escaparía que solo quería hablar.

-   Sé que no entenderás micho – Dijo tomando mi cara – pero fueron reglas que me fueron impuestas cuando me mandaron a protegerte, el día de tu nacimiento; una de ellas era que no podría interferir directamente en los hechos naturales, solo podría protegerte de lo sobrenatural; eso me hizo sentir impotente e inútil, es decir ¿De que servía que estuviera allí viendo todo aquello si no te podía salvar? Aunque debo confesarte que hubo un momento en donde no pude contenerme, y fue el día en que murió.

-   ¿Tú… lo mataste? – Asintió.

-   Perdóname por todo, a veces ciento que soy el culpable de amargar toda tu vida,   – Sonrió con dolor.

-   Perdón por juzgarte sin conocer tu historia, a decir verdad si tu no hubieras hecho eso, quizás lo hubiera hecho yo más adelante cuando ya no soportara más, pues era en lo único que podía pensar, en que lo quería muerto.

-   Lo que menos merezco es un agradecimiento tuyo, pero ahora que todo eso paso te has convertido en una grandiosa mujer, todo va a estar bien; ahora que he roto el límite de no acercarme a ti, puedo protegerte de verdad; nunca más te pasara nada malo, ¡Lo juro!

Esta vez fui yo quien se abalanzo a sus brazos, necesitaba sentir algún tipo de consuelo., y me deje guiar por él hacía unas grandes rocas, donde nos sentamos y quedamos en un silencio total, ante la luz de la luna. Fueran otras las circunstancias y esta fuera la perfecta escena romántica deseada por toda mujer, que no es mi caso, como siempre…

Vistas: 92

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL para agregar comentarios!

Únete a SOCIEDAD VENEZOLANA DE ARTE INTERNACIONAL

RED DE INTELECTUALES, DEDICADOS A LA LITERATURA Y EL ARTE. DESDE VENEZUELA, FUENTE DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y POETAS, PARA EL MUNDO

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

TRADUCTOR

EnglishFrenchGermanSpain
ItalianDutchRussianPortuguese
JapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Gracias por estar aquí, compartiendo en nuestro bello portal literario.


Insignia

Cargando…

BLOG Y FOROS DE LA DIRECTORA, SORGALIM

 

POEMAS

1

¡ERES UN ENCANTO!!

2

¿ADÓNDE FUE MI LUCERO?

3

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

4

A PAPÁ: NUMEN DE MI HISTORIA

5

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MUJER...

6

ADORNARÉ MI ÁRBOL

7

ALBA POSTRERA

8

CABALGAS POR MI PIEL

9

CALZADAS. SONETOS EN VERSOS ALEJANDRINOS

10

CASCARILLAS CON PULPAS

11

CHANZA 2. DEL POEMARIO: GUASACACA Y CARCAJEO

12

COLORES DEL CAMINO ESPERANZADO

13

COMPLETA, PERO ABSURDA

14

DE CLARAS GOTAS CASCADA

15

EL BESO Y LA FALSÍA

16

EL DOLOR DE MÓNICA

17

EL HOMBRE SE REDIME

18

EL REGOCIJO DE LA PASIÓN CROMÁTICA

19

ENTRE LA BRUMA DE TUS SUEÑOS

20

ESA MÚSICA SUENA A CARICIA

21

FÁBULA DEL ZORRO Y EL LUCERO

22

FLOR DE TUNA

23

GUIRNALDAS

24

INFAUSTO PROYECTIL

25

LA ASIMETRÍA DEL ÁNGULO

26

LA CLAVE DE SOL POR LA PAZ

27

LA REDENCIÓN

28

LAS GOTAS

29

LLUÉVEME

30

ME DIJO SER JUAN TENORIO Y RESULTÓ MARICELA

31

MI VARÓN ES AGRACIADO

32

MIS METÁFORAS

33

NAPOLEÓN Y JOSEFINA

34

NECESITO

35

NERUDA, NO ESTÁS MUERTO

36

ORGASMO DEL AÑO NUEVO

37

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

38

PADRE, HOY EN TU DÍA, NECESITÉ APOYARME EN TU HOMBRO DE PAN DULCE

39

PARA TODOS, MI PALABRA

40

POBRE ARTISTA

41

POEMA BEIGE - EJERCICIO DE ALITERACIÓN

42

QUIEN SE AFERRA

43

SE ACABAN MIS ENTREMESES

44

SE ACABARON MIS GANAS, SE ACABARON

45

SERENATA

46

SIENDO ALICIA LA ETERNA ENAMORADA

47

SOBRE EL OCÉANO QUE LA VIDA ESCONDE

48

SUEÑO QUE HALAGA

49

TE ANDO BUSCANDO

50

TU HORIZONTE Y MI ORQUÍDEA

51

UNA MUJER COMPLETA

52

UNO Y OTRO

53

VALLEJO SIGUE GRITANDO

 

PROSA

 

CUENTOS

1

GREGORIANUS

2

LA MAGIA DE BALTASAR

3

SOY PARTÍCULA QUE SUEÑA

 

ENSAYOS

1

MI FÓRMULA ECLÉCTICA DEL CONOCIMIENTO

 

PRÓLOGOS

1

CARMEN SÁNCHEZ CINTAS (SENDA), UN CAMINO VIVIENTE... 

2

MARCO GONZÁLEZ, EL POETA DE LA ADJETIVACIÓN ABUNDANTE Y APASIONADA 

 

NOTAS

1

¿TE PARECE QUE PEPE TIENE LA RAZÓN? ¿HAY QUE APOYARLO?

2

ACERCA DE LOS DONATIVOS MONETARIOS CON ESTE PORTAL

3

AL BORDE DEL ABISMO: ENTREVISTA REALIZADA A MARIO VARGAS LLOSA

4

COMISIÓN EVALUADORA DE TEXTOS Y OTRAS PARTICIPACIONES UHE - SVAI

5

COMUNICADO PÚBLICO

6

DESAHÓGATE: ¿QUÉ ES LO MÁS DECEPCIONANTE QUE TE HA CAUSADO UN AMIGO?

7

EXPO/INDIVIDUAL CULTURAL, EN HOMENAJE AL ARTISTA JUAN HERNÁNDEZ CHILIBERTI

8

FELIZ NAVIDAD - LOS AMAMOS

9

FOTOS - 3ª JORNADA DE PAZ Y 1er CONGRESO INTERNACIONAL DE LA UNIÒN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES

10

HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

11

LA TRÁGICA EXPERIENCIA DE UN TURISTA URUGUAYO EN LA VENEZUELA “CHÉVERE”

12

LA VENEZOLANA GLADYS REVILLA PÉREZ CELEBRA SUS 50 AÑOS COMO ESCRITORA Y BAUTIZA SU LIBRO "CAMINO DE BOTALÓN"

13

LO MÁS RELEVANTE DE ESTA SEMANA (TOP) [Y DE CADA SEMANA]

14

LO QUE MÁS AÑORO EN ESTA ÉPOCA

15

LUIS PASTORI DICE ADIÓS A SU RESIDENCIA EN LA TIERRA

16

MENSAJE AL FINAL DE UN AÑO Y AL COMIENZO DE OTRO

17

MUCHO CUIDADO Y PRUDENCIA CUANDO QUERAMOS EJECUTAR NUESTRO "DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

18

NUESTRAS PETICIONES PARA NAVIDAD  Y AÑO NUEVO

19

PRETENDEN CHANTAJEAR A LA ADMINISTRADORA DE ESTE PORTAL

20

SEGÚN LA RAE, LA CONSTITUCIÓN VENEZOLANA RECARGA EL LENGUAJE HACIÉNDOLO IMPRACTICABLE Y RIDÍCULO

21

SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA Y POR TI VENEZUELA

PRIMER ENCUENTRO DE ESCRITORES EN EL ARCHIPIÉLAGO

22

UHE ACUERDA REESTRUCTURACIÓN Y CONCURSO DE CREDENCIALES

23

VARGAS LLOSA: GRACIAS A LA OPOSICIÓN, VENEZUELA NO SE HA CONVERTIDO EN UNA SEGUNDA CUBA

 

FORO DE LA DIRECTORA

1

Tema 1. Teoría del Significado SEMIOLOGÍA Y GRAMATOLOGÍA. De Jacques Derrida

2

Tema 2. Teoría del Significado SEMIÓTICA Y COMUNICACIÓN

3

Tema 3. Teoría del Significado FILOSOFÍA DEL LENGUAJE. De Javier Borge

4

Tema 4. Teoría del Significado EL DESARROLLO DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS EN LA INFANCIA

5

Tema 5. Teoría del Significado PSICOLOGÍA DEL LENGUAJE

6

7

Tema 6. Teoría del Significado - EL SIGNIFICADO PREVIO A LOS SIGNOS.

REGLAMENTO INTERNO DEL PORTAL SVAI

Google Analytics.
Emoji